Kiosco

La Opinión de A Coruña

Educación anuncia un plan para climatizar las aulas

El Gobierno destina 200 millones de euros para reacondicionar las escuelas en el marco de un nuevo programa en el que se coordinará con las comunidades autónomas

Un niño bebe agua. | // DAVID CASTRO

El Ministerio de Educación y FP prepara un plan de “adaptación climatológica” para los centros educativos que estará dotado con más de 200 millones de euros y que será acordado junto con las comunidades autónomas, que tienen las competencias en Educación. Así lo anunció ayer la titular del ministerio, Pilar Alegría, en una entrevista con Europa Press. El plan estará incluido en los Presupuestos Generales del año que viene, cuyo proyecto debe estar, en teoría, aprobado por el Ejecutivo en septiembre para trasladarlo al Parlamento.

El pasado junio, antes de que terminaran las clases, el calor abrasó a los estudiantes y a los docentes. Las temperaturas, superiores a 40 grados en muchas autonomías, convirtieron las aulas y los patios en saunas. A falta de sistemas de refrigeración en las escuelas, los pulverizadores de agua se convirtieron en la única solución. “Viviendo esta crisis climática que estamos sufriendo, una de las nuevas líneas que queremos adoptar en los futuros Presupuestos Generales es, efectivamente, una importante línea con una cantidad considerable de millones para adaptar climáticamente a las escuelas. Lo haríamos a través de un programa de cooperación territorial”, explicó la ministra. Según Alegría, el objetivo del plan es que, tanto para las épocas estivales como para el invierno, los centros educativos estén “mejor y más preparados para poder proteger de una manera mucho más segura a los estudiantes”.

La ministra subrayó que su departamento trabajará junto con las autonomías para decidir el reparto de los fondos en función del número de centros y de alumnos y alumnas. Los centros educativos más modernos “suelen estar adaptados climáticamente”, dijo, pero en España sigue habiendo escuelas de más de 100 o 150 años.

Golpes de calor

El calor no es ninguna broma. La Asociación Española de Pediatría (AEP) recuerda que los niños y las niñas son los grupos más sensibles a sufrir daños por los golpes de calor. Los síntomas más habituales son sensación de mareo, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, debilidad, confusión, sueño o convulsiones. Ofrecer agua constantemente es uno de los principales consejos de los pediatras, así como la no exposición al sol en las horas de mayor intensidad. Los expertos en seguridad infantil explican que los escolares no pueden ser los grandes olvidados de la emergencia climática. La instalación de aires acondicionados —una medida nada ecológica— es poco probable pero hay otras opciones más verdes, fáciles y baratas. Por ejemplo, la ventilación cruzada, los ventiladores en los techos, las mallas sombreadoras en los patios y la instalación de zonas verdes y refrescantes. La ministra no aclaró si habrá medidas específicas de ahorro energético en los centros educativos. A falta de conocer el plan de contingencia que el Gobierno debe remitir a Bruselas antes de final de septiembre, el actual Plan de Emergencia del Sistema Gasista Español, que establece escenarios de acción en casos de problemas graves en el suministro de gas, considera servicios esenciales y, por tanto, exentos de cualquier medida de restricción de la demanda, a las guarderías y colegios de enseñanza obligatoria.

Respecto al nuevo curso y al anuncio de Andalucía y Murcia de que continuaran con los libros de texto de la anterior ley educativa en lugar de la aprobada por el Gobierno socialista, Alegría advirtió de que las normas se cumplen “gusten más o menos”. Además, aunque los editores de libros de texto han garantizado que llegarán a tiempo para el nuevo curso, hay muchos decretos autonómicos por aprobar. “Los libros de texto se tienen que adaptar a los decretos de educación de todas las etapas educativas”, concluyó la ministra.

Compartir el artículo

stats