Kiosco

La Opinión de A Coruña

Portugal, rock al otro lado del río

Desde hace décadas, los gallegos declaran su pasión por el país vecino y toman festivales como Paredes de Coura y Vilar de Mouros: de cada seis asistentes, uno llega de Galicia

Iggy Pop saluda al público el miércoles en Suiza, antes de actuar hoy en Vigo y después marchar para Portugal LAURENT GILLIERON

This machine kills fascists. El lema de Woody Guthrie ha viajado de guitarra en guitarra desde que el rock existe. Y entre sus discípulos, Robert Smith que escribió esta frase en su Schecter para brindar tres horas de concierto con The Cure en el Optimus Alive de Lisboa. Más de 50.000 personas los adoraron, buena parte de ellos españoles y sobre todo gallegos. Si Robert Johnson hizo un pacto con el Diablo en un cruce de caminos para poner la primera piedra del rock and roll, Galicia tiene su propio pacto cada vez que llega el verano. Lanza hordas de miles de adictos a los conciertos hacia el país vecino. Porque en cuestión de festivales, Portugal funciona desde hace décadas como el mayor imán de gallegos con ganas de saltar melena al aire mientras el mundo se acaba.

The Black Crowes o el pretexto para ir a Lisboa. | // MIGUEL TOÑA / PIM patricia hermida

Si ese ardor guerrero por el rock se resumiese en cifras, obtendríamos los siguientes resultados. Un certamen como el Paredes de Coura que se celebra estos días atrae a 4.000 gallegos. Suponen la sexta parte del total de asistentes. Similar afluencia recibe el Vilar de Mouros, ambos cerca de la frontera. Desde el pasado martes y hasta hoy mismo, el Paredes (en el distrito de Viana do Castelo y a 30 kilómetros de Tui) cuenta con grandes grupos como Pixies o Beach House. Estados Unidos y Reino Unido triunfan entre los artistas desembarcados en los escenarios lusos. Atención al cartelazo del Vilar de Mouros (Caminha, al borde de la raia, decano de los festivales en Portugal desde 1971): del 25 al 28 de agosto actuarán nada menos que Placebo, Suede, Simple Minds, Iggy Pop, Black Rebel Motorcycle Club, Bauhaus o Gary Numan. Por cierto, la iguana Iggy Pop ya actúa este sábado en Vigo en el Festival Latitudes.

Brett Anderson de Suede, manjar para el Vilar de Mouros CARLOS PARDELLAS

‘We Are The Robots’

Todavía en verano pero ya en septiembre, del 1 al 3 el Kalorama del parque Bela Vista de Lisboa recibe a Artic Monkeys, The Chemical Brothers (llegados desde finales de los 90 con Hey Boy, Hey Girl) o Kraftwerk (el corazón de las máquinas con We Are the Robots).

La triunfada de Simple Minds en A Coruña. | // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA

La capital lusa ya se encuentra a algo más de tres horas y media de Galicia (Tui). Pero qué importan los kilómetros cuando The Black Crowes actúan el 19 de octubre, ya iniciado el otoño. Tras años de luchas fratricidas, al más puro estilo los Gallagher, los Knopfler, los Davies, etc, etc... los hermanos Robinson se encuentran de nuevo en la carretera. El mejor lugar, a la espera del Diablo.

Bailes tribales electrónicos y mucho jazz

Más allá de las guitarras y otros instrumentos eléctricos dispuestos a estrellarse contra el escenario, Portugal también ofrece festivales alternativos como los siguientes. El Basilar Festival, organizado al norte del país en Alturas do Barroso, se decanta por la música electrónica para el día 11 de septiembre con Freddy K, Dasha Rush, Deniro, Psyk, Fady Mohem y The Lady Machine. Del 1 al 3 de septiembre, el Festival F. en Faro presenta a artistas lusos como Viviane, Syro, Wet Bed Gang o The Black Mamba. Y el jazz también ocupa gran parte de la programación musical portuguesa. El Angrajazz trae hasta las Azores del 6 al 8 de octubre a artistas como Samara Joy o Joe Dyson Quintet. Avanzado el otoño, otra ciudad que se arrimará a este estilo de gran tradición en el país será Guimaraes con su Guimaraes Jazz del 10 al 19 de noviembre. Saxofones en la población medieval donde nació Portugal.

Compartir el artículo

stats