Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El PSOE sopesa exigir permiso judicial para el cambio de sexo a los menores de 12 a 15 años

Se había comprometido a mantener autodeterminación de género | El proyecto fija la autorización para los niños de 12 y 13 años

Una bandera trans gigante, a las puertas del Congreso, en Madrid. | // J.J.GUILLÉN

El PSOE baraja modificar la autodeterminación del género en menores de 16 años: el grupo socialista sopesa ampliar la exigencia de autorización judicial para el cambio del sexo en el Registro Civil de los menores de 12 a 15 años, cuando en el proyecto de ley este requisito se exigía sólo para los de 12 y 13 años.

Así consta en un documento al que ha tenido acceso El Periódico de España, diario que pertenece al mismo grupo editorial que LA OPINIÓN, con propuestas en las que está trabajando el grupo parlamentario socialista de cara a sus enmiendas a la ley trans. Fuentes socialistas precisan que no es un texto definitivo, pues siguen trabajando en él, pero admiten que tienen posibilidades de que éstas sean las enmiendas definitivas que registren el lunes.

El PSOE se comprometió a no tocar la redacción de la autodeterminación del género, que establece que se podrá cambiar la mención del sexo en el Registro Civil sin necesidad de informe médico o psicológico, tan sólo con la libre voluntad de la persona implicada.

Lo que sí estudia es limitar la edad a las personas que pueden acceder a este procedimiento administrativo: sólo quien haya cumplido 16 años o más podrá solicitar el cambio de esta forma, los menores de entre 12 y 15 años tendrán que solicitar una autorización judicial.

Al conocerse que el PSOE votaría de nuevo para ampliar el plazo de enmiendas a la ley trans, desde el Ministerio de Igualdad se reiteró que la autodeterminación de género era una línea roja de la ley, ya pactada en el seno del Gobierno, y que no tolerarían ningún cambio a este respecto. Tras trascender las propuestas de enmiendas en las que trabajan los socialistas, el departamento que encabeza Irene Montero ha optado por la discreción.

Fuentes del ministerio han indicado que sólo valorarán las enmiendas el día 2, que es cuando se cierra el plazo en el Registro del Congreso, y han precisado que “lo más urgente es cerrar un calendario de tramitación que permita culminar la ponencia el próximo 18 de noviembre para que la ley esté aprobada a finales de año”.

Reversibilidad

En el documento socialista, se lee que también se tendrá que recurrir a la justicia para rectificar ese cambio registral, esto es, que cuando quieran revertir un cambio previo del sexo en el registro para volver a la situación inicial deban pedir autorización judicial.

Otro de los temas sobre los que el PSOE ha mostrado dudas es el del término de la violencia intragénero y por ello valora sustituirlo por violencia en el ámbito familiar y quitar la referencia a la ley contra la violencia de género que aparecía en este artículo.

En el proyecto del Gobierno se decía que las víctimas de violencia intragénero —en el ámbito de una pareja del mismo sexo— podrían acceder a los mismos derechos laborales y de seguridad social que las víctimas de la violencia machista. Lo que planean hacer los socialistas es explicitar que cuando una condena o una orden de protección por violencia doméstica, las víctimas podrán solicitar “la reordenación de su tiempo de trabajo, la movilidad geográfica y el cambio de centro de trabajo a sus empleadores, que deberán atender la solicitud en la medida de sus posibilidades organizativas”.

En el ámbito del empleo, el PSOE hará propias dos enmiendas propuestas por el sindicato UGT para que las empresas de más de 50 tengan que contar con un conjunto planificado de medidas para garantizar la igualdad del colectivo Lgtbi así como para disponer de un protocolo de actuación para atender los posibles casos de acoso o violencia que afecten a personas que formen parte de él.

Y en relación a la adopción y al acogimiento familiar, propondrá que no exista discriminación en la valoración de la idoneidad para aquellas personas del colectivo Lgbti que quiera iniciar un proceso. Asimismo, el PSOE sugiere que se trabaje la diversidad familiar en los centros de menores.

Prostitución

Los socialistas también barajan añadir un artículo nuevo para garantizar que las mujeres trans en situación de prostitución puedan acceder a las ayudas sociolaborales recogidas en la ley de garantía integral de la libertad sexual, así como a aquellos recursos tanto laborales como psicológicos que presten las distintas administraciones públicas para víctimas de violencia sexual, trata o explotación sexual.

También quieren que haya una mención expresa a las mujeres trans en el capítulo del proyecto que vela por que las Administraciones Públicas adopten medidas para integrar laboralmente a este colectivo, así como que se asegure la atención a estas mujeres con acciones positivas en los mecanismos de empleabilidad y los planes de inserción de personas en riesgo de exclusión social.

Otra de las consideraciones que analiza el PSOE para sus enmiendas es el desarrollo de protocolos de atención ginecológica específicos para mujeres lesbianas y bisexuales.

Asimismo, se estudian medidas para prevenir y detectar la situación de sinhogarismo entre las personas Lgbti, así como para promover la formación de los profesionales sociales que trabajan en centros, servicios y programas con personas mayores para que conozcan la realidad de la tercera edad en este colectivo.

Compartir el artículo

stats