Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Interior investiga el impacto de la violencia machista en el suicidio

El maltrato machista continuado en el tiempo acaba con la autoestima y la salud mental de las víctimas, hasta tal punto que algunas de ellas, desesperadas, sólo ven el suicidio como vía de salida de la violencia. Las conductas suicidas en las mujeres maltratadas preocupan al Ministerio del Interior, que investiga el asunto para poder detectar el riesgo y ayudar a estas víctimas antes de que sea demasiado tarde.

“Estamos haciendo una investigación, que no está terminada todavía, sobre el suicidio de mujeres víctimas de violencia de género. Tenemos muchas esperanzas de que podamos sacar información interesante. Queremos hacer algo más porque nos preocupa mucho este tema”, explica la responsable de Área contra la Violencia de Género (VioGén) del Ministerio del Interior y comisaria, María Jesús Cantos.

La comisaria indica que el riesgo de suicidio se suele presentar en mujeres que “llevan muchísimos años sufriendo violencia de género”. Interior conoce los casos de víctimas que estaban en el sistema de seguimiento policial VioGén que murieron por suicidio y quiere ir más allá en la protección que ofrece a las mujeres: no sólo protegerlas para evitar una nueva agresión del maltratador, sino ayudarlas en caso de riesgo de conducta suicida.

Cantos sostiene que en VioGén “ya hay algún indicador” para predecir este riesgo y que, cuando se detecta, se envía una diligencia al juez en la que se sugiere que se haga una valoración forense del riesgo que presenta la mujer maltratada.

La comisaria no puede olvidar un caso en que se cruzaron el maltrato y el suicidio. “Esta mujer era víctima de violencia de género desde hacía muchos años. Hubo dudas sobre si se había suicidado o alguien la había empujado a las vías del tren, porque sufría violencia de género. Las denuncias que teníamos en el sistema VioGén las habían presentado los vecinos, que llamaban, pero ella seguía diciendo que no, que no quería denunciar, que había sido una discusión puntual. En la investigación no se sabía si alguien la había empujado, era muy difícil comprobar esto, pero luego había una nota para su hijo de ocho años pidiéndole perdón y diciendo que no podía soportar la situación. Entonces era verdad que ella, en principio y teniendo en cuenta esta nota, se había suicidado. Esa es la realidad, ¿pero qué la llevó a ello?”, se pregunta Cantos.

Compartir el artículo

stats