La Fundación Amigos de Galicia alertó ayer de que la acusada de asesinar a su hija en Muimenta en 2019 “podría salir en libertad” si el juicio, que acaba de ser anulado por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), no se repite antes de junio de 2023, ya que esa fecha marca el límite de cuatro años de prisión provisional. Así lo señalaron después de que el lunes se hiciese público que el alto tribunal gallego había anulado la condena de la mujer y ordenase la repetición del juicio alegando que no estaba correctamente fundamentado en el veredicto la estimación de su afectación mental. La mujer había sido condenada a prisión permanente revisable.

El abogado de Amigos de Galicia, que ejerce la acusación popular, Francisco Lago, considera la repetición del juicio “una decisión excesiva”. El letrado estima que el fallo de la audiencia está “adecuadamente motivado” y considera que el auto del TSXG contiene “una decisión un tanto rigurosa”, teniendo en cuenta que el veredicto es emitido por un jurado popular, que está compuesto de personas “legas” en la materia.