Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Sanidad

España estrena el primer tratamiento que permite controlar el VIH con inyecciones

Pacientes seropositivos dispondrán desde mañana de una nueva alternativa para mantener a raya la infección: podrán sustituir la pastilla diaria por un doble pinchazo cada ocho semanas

Una persona recibe una inyección. | // ROBERTO ESCOBAR

España estrena el primer tratamiento que permite controlar el VIH, el virus que causa el sida, mediante inyecciones intramusculares. Cientos de pacientes seropositivos dispondrán, desde mañana —coincidiendo con el Día mundial de la lucha contra el sida—, de una nueva alternativa, financiada por la sanidad pública, para mantener a raya esa infección, de modo que podrán sustituir la pastilla diaria por un doble pinchazo cada ocho semanas. Seis al año. Esta innovadora terapia de acción prolongada (long acting), que combina dos medicamentos, ha sido desarrollada por dos compañías farmacéuticas, ViiH Healthcare y Janssen, y, tras más de cinco años de ensayos clínicos y la preceptiva aprobación por parte de las agencias reguladoras —la FDA, en Estados Unidos, y la EMA, en Europa—, se incorpora a la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El doctor Álvaro Mena. Víctor Echave.

“Estamos ante el primer tratamiento inyectable contra el VIH, una vía de administración a la que ya se recurre en otras patologías. Consiste en la combinación de dos fármacos antirretrovirales (cabotegravir y rilpivirina), con una formulación específica que permite inyectarlos y que duren en sangre, con niveles adecuados, durante ocho semanas. En el futuro, dispondremos de formulaciones con mayor durabilidad, no obstante, durante los próximos dos años, esta será la única terapia disponible por esta vía”, resalta Álvaro Mena, internista y especialista de la Unidad de Enfermedades infecciosas-VIH del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), quien avanza que a esta primera terapia inyectable le seguirán otros tratamientos de acción prolongada, aún en fase de desarrollo.

“Habrá distintos tipos de inyecciones, pastillas semanales en lugar de diarias... se va a trabajar mucho en formulaciones a largo plazo”, expone.

"Tomar una pastilla contra el VIH a diario puede generar a las personas con esa infección una sensación de enfermedad, de estigma… Es una carga emocional importante"

Álvaro Mena - Internista y especialista de la Unidad de Enfermedades infecciosas-VIH del Chuac

decoration

El doctor Mena considera que esta nueva alternativa terapéutica traerá consigo una ventaja considerable para los pacientes que se puedan beneficiar de ella, que “no serán todos”. “Los actuales tratamientos, en cuanto a eficacia y tolerancia, no pueden mejorar mucho porque están en unos niveles altísimos. El plus que aporta la vía inyectable, a la que ya se recurre en otras patologías, es que puede mejorar mucho la vida de las personas con VIH, en el sentido de que les hace olvidar, en cierto modo, que están infectadas, porque en el día a día no tienen que ver el bote de pastillas, ni el prospecto... y eso les ayuda bastante a nivel mental. Tomar una pastilla a diario puede generarles una sensación de enfermedad, de estigma… Es una carga emocional importante”, subraya el especialista del Chuac, quien especifica que esta nueva opción terapéutica se limitará a “una serie de perfiles”.

"Personas sin resistencias a ninguno de los dos fármacos que forman parte de su formulación, y que puedan acudir sin problema a las citas, porque este tratamiento se administra en consulta hospitalaria, ya que uno de los dos fármacos se ha de conservar refrigerado”, refiere.

Aún así, insiste el doctor Mena, “serán muchos” los pacientes con VIH que se podrán beneficiar del primer tratamiento que permite controlar la infección mediante inyecciones intramusculares. “En la Unidad de Enfermedades infecciosas-VIH del área sanitaria de A Coruña y Cee, hacemos seguimiento a unas 1.450 personas con esa infección, y probablemente la mitad ya no son subsidiarias de esta terapia, por una cuestión de resistencias; porque estén tomando un tratamiento anticoagulante, y no pueden ponerse inyecciones intramusculares por el alto riesgo de sufrir hematomas; o, simplemente, por dificultad para la adherencia al tratamiento”, detalla el especialista del complejo hospitalario coruñés.

De cara al futuro, el “siguiente peldaño” es “lograr un tratamiento curativo de la infección por alguna de las vías”, y otro “escalón” en el que “se está trabajando bastante y que también es interesante”, avanza el doctor Mena, es “en desarrollar una vacuna preventiva”. “Quizás esto no sea tan eficiente para la población general en nuestro entorno, pero no debemos olvidar que la situación de la pandemia de VIH en el mundo occidental no es la misma que a nivel global. En el continente africano, y en otros países, sí sería muy útil que se lograse desarrollar una vacuna de este tipo”, destaca.

A Coruña, sede del congreso nacional sobre sida en 2023

Tenemos que trabajar cada vez más en salud. Los sanitarios, y los infectólogos en particular, manejamos el VIH, pero debemos comprometernos también a hacerlo desde un punto de vista diferente: trabajar más en la formación, en el empoderamiento de las personas que viven con esa infección, en mantener y mejorar su salud.... Entre las acciones previstas para mañana, Día mundial de la lucha contra el sida, el Comité Antisida de A Coruña (Casco) ha organizado, de hecho, varias actividades centradas en esta cuestión, y en concreto en el ejercicio físico, que debería recetarse. Es tan importante como dar una pastilla para el colesterol ”, resalta el doctor Álvaro Mena desde Sitges (Barcelona), donde estos días asiste al Congreso Nacional de GeSIDA (Grupo de Estudio del Sida-Seimc). Una cita que el próximo año, avanza el internista especialista en enfermedades infecciosas del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), “se celebrará en A Coruña”.

Compartir el artículo

stats