El Parlamento urge a la Consellería de Sanidade a poner en marcha antes de que finalice el año un plan de choque “debidamente presupuestado” para reducir las listas de espera, para lo cual se deberá dotar del personal necesario. Fue una propuesta del BNG que contó con el respaldo del resto de grupos. La Cámara también instó al Sergas a disponer de todos los recursos necesarios en la red pública para evitar derivaciones a la sanidad privada.