De A Coruña al cielo, pasando por Santiago

El cartel de Coma para la Ascensión, creado por Carlos el Rojo, gana el Premio Internacional de Diseño Iberoamericano

Carlos el Rojo, creador del cartel ganador.

Carlos el Rojo, creador del cartel ganador. / COMA COMUNICACIÓN CREATIVA

Compostela parece que va a estallar de felicidad. Sobre el azul infinito, las letras e incluso las torres de la catedral se convierten en fuegos artificiales/estrellas fugaces. Y hasta la Berenguela casi semeja el cohete espacial Saturno V, dispuesto para la aventura. En la primera Ascensión tras la pandemia, Santiago quiso celebrar la fiesta de todas las fiestas. Con ese objetivo, el Concello adjudicó en concurso a la empresa Coma Comunicación Creativa el cartel oficial. “Tras la pandemia, quisimos visualizar las ganas de la gente por celebrarlo todo”, explica su creador Carlos el Rojo. Su éxito ha superado las fiestas celebradas en el pasado mes de mayo, hasta tal punto que ha ganado el Premio Internacional de Diseño Iberoamericano.

Cartel premiado de la Ascensión

Cartel premiado de la Ascensión / Coma Comunicación Creativa

Cuenta Carlos el Rojo, creativo y socio fundador de la agencia ganadora (con sede en A Coruña) que “ya habíamos recibido muy buenas respuestas con esta campaña, mucho feedback”. La empresa decidió presentarse entonces a estos premios (convocados por la agencia Veredictas Internacional junto a la comunidad Foralfa) en la categoría de Mejor Anuncio o Campaña en Vía Pública.

“Nos enteramos por Twitter de que habíamos ganado y nos llevamos una alegría muy grande, nos hace especial ilusión llevarnos este galardón a nivel internacional”, explica el creador del cartel. Entre España y Latinoamérica se enviaron unos 400 trabajos a todas las categorías: “Se trata del primer premio que recibe esta empresa, de la que soy socio y fundador, llevamos cinco años funcionando y esto nos motiva más aún”.

Cartel de Coma para el Apóstolo 2019

Cartel para el Apóstolo de 2019, también de Coma. / Coma Comunicación Creativa

¿Nos encontramos ante una celebración de la vida en el cartel de las Festas da Ascensión? “Sí que quisimos hacer eso, la pandemia fue una cosa muy loca que nos tocó vivir, quisimos mostrar las ganas de fiesta con este cartel para salir disparados hacia el cielo... fue una apuesta arriesgada para un evento religioso, podría parecer irreverente pero funcionó”, indica Carlos el Rojo. Recuerda que “ya la presentación fue bastante loca, hicimos el típico chiste de es un pájaro, es un avión, ¡no!, son las flechas de la Ascensión”. Y objetivo cumplido: “Al final la gente al ver el cartel solo tiene ganas de salir”.

El creador pretendía “dar que pensar al espectador, en el cartel aparece el cielo y las luces de abajo son reflejos de la feria con la novia... son también las lucecitas de la ciudad que ves de noche desde la Alameda, en los bocetos planeábamos meter la noria pero al final renunciamos porque quitaba protagonismo”.

Al Concello de Santiago le encantó. Coma Comunicación Creativa destaca que “el trabajo fue bien desde el principio y con este premio parece que no acabamos de soltar el caramelito”. Ya desde los primeros días, en las redes sociales como en Twitter “tuvimos un goteo constante de gente a la que le encantaba la imagen, solo recibíamos parabéns”.

Carlos el Rojo quiere dedicarle el premio a Modesto Martínez: “El mentor de mi primer trabajo donde él era director de arte, era un amigo muy querido y falleció hace tres meses”. Su entorno vive ahora en un duelo, “está siendo duro pero quiero recordar los momentos en los que yo hacía este cartel y él dibujaba el del Apóstolo de este año, nos pasábamos los bocetos, mi idea le parecía loca pero le encantaba”.

Cada día, este creativo se levanta “pensando en la suerte que tengo al trabajar en esto y aún encima te dan un premio, a mi padre contable o a otros trabajadores no les dan galardones”. Se siente “un privilegiado, me encanta mi trabajo, si fuese multimillonario como Elon Musk seguiría diseñando por gusto”. Coma ya tuvo otros famosos encargos como el cartel del Apóstolo en 2019, logotipos para empresas como Calabizo (“que hace chorizo vegano en Nigrán, Pontevedra”). Se trata de un sector en auge, donde “los clientes cada vez quieren un mejor producto”.

Ya de pequeño, Carlos el Rojo (que saca este nombre de su cabellera) “en vez de estudiar me dedicaba a pintarrajear en las mesas del cole y en los libros”. La pasión se convirtió en su trabajo, inspirado por otros artistas como Isidro Ferrer o el fotógrafo Chema Madoz.

Suscríbete para seguir leyendo