En estas fechas navideñas, el objetivo de tener el mejor regalo, para muchos, pasa por comprar o adoptar un cachorro. Algo contra lo que luchan las diferentes asociaciones animalistas, que estiman que entre un 15 y un 20% de los animales comprados o adoptados como obsequio en Navidad terminan devueltos o, incluso, abandonados.

La Fundación Franz Weber apunta a Europa Press un mensaje claro y contundente que empuja a reflexionar a todos aquellos que buscan regalar un animal. “No lo hagas, no es una forma de ganarse, sobre todo, la felicidad de las personas menores de edad”, reclaman.En esta línea, indica que esos animales que se regalan pueden ser devueltos si son comprados en una tienda de manera legal, ya que existe la posibilidad de devolverlos a los 30 o 15 días después de su compra.

Ante esto, la fundación invita a estas personas a que hagan una “reflexión profunda” en casa y que no regalen un animal como algo más de Navidad porque “no es un regalo al uso” que trae consigo compromisos y gastos. “Es un ser vivo con una responsabilidad asociada y además un gasto, ya que no es simplemente desembolsar el dinero en comprarlo sino que a lo largo de su vida tienen más gastos”, reflexionan desde Franz Weber.

Así, calculan que durante estas fechas de Navidad las adopciones reflejan un aumento, ya que su destino es ser un regalo. Para evitarlo, alguna protectora lleva tiempo tomando medidas, como por ejemplo pausar las adopciones en estas festividades.

Es el caso de la Protectora de animales Os Palleiros de Pontevedra, que explica a Europa Press que desde hace ya seis años paralizan las adopciones desde la semana de Navidad hasta pasada la festividad de Reyes.

Constata además que las épocas en las que más se incrementa el abandono es en el período navideño, temporada de caza y vacaciones estivales.