Asociaciones de consumidores aconsejan adquirir las entradas para las fiestas de Nochevieja en establecimientos de confianza para evitar falsificaciones y poder localizar de forma inmediata al vendedor en el caso de que surja cualquier problema. Es importante guardar toda la documentación hasta la celebración de la fiesta para poder reclamar ante cualquier irregularidad. Si la compra se realiza a través de internet, lo más recomendable es hacerlo en la página de los organizadores del evento, asegurarse de que es una web segura y guardar imágenes de la publicidad y condiciones generales de la compra.

Los consumidores advierten de la existencia de salas que superan el aforo máximo permitido o incurren en carencias de seguridad, además de cotillones ilegales en locales que no cuentan con licencias. Recuerdan que la falta de controles puede traducirse en accidentes que, por la gran afluencia de pública, pueden llegar a ser graves.

Es recomendable asegurarse de que los locales cuentan con salidas de emergencia suficientes y utilizables, extintores, aseos en buenas condiciones y acordes al aforo anunciado, entre otros requisitos.

Irregulares frecuentes

  • El guardarropa vigilado incluido en el precio de la entrada supone finalmente un coste añadido o carece de vigilancia
  • Las bebidas se acaban a las pocas horas del inicio de la fiesta
  • Los canapés o el desayuno solo son accesibles para unos pocos
  • Se venden muchas más entradas de lo pactado

Ante estas irregularidades, los consumidores pueden exigir la devolución de la totalidad o una parte del precio de la entrada.