Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

ANUARIO 2022

Año convulso en el área con nueva alcaldesa en Sada y crisis en Carral

La legislatura finaliza con una moción de censura en Sada que desbancó a Benito Portela y la ruptura del gobierno de Carral. 2022 deja también una crisis en Betanzos por la designación de la reina de las fiestas

La nueva alcaldesa de Sada tras la moción de censura que desbancó a Portela. | // CARLOS PARDELLAS

Dieciocho años después de la moción de censura que dio al traste con el primer gobierno de izquierdas de Sada, otra operación similar ha desbancado a Benito Portela, de Sadamaioría, de la Alcaldía. Tras meses de desencuentros entre Sadamaioría y Alternativa dos Veciños, los concejales de la formación de la margarita dieron la espalda a sus socios y llegaron a un acuerdo con PP y PSOE para aupar al sillón a María Nogareda, la candidata de la fuerza menos votada en las últimas elecciones.

El cambio en el Ejecutivo, a solo seis meses de las elecciones municipales, se consumó el pasado 18 de noviembre en un pleno bronco en el que los impulsores de la operación renunciaron a leer sus discursos por los atronadores abucheos del público y en el que el ya exalcalde, Benito Portela, anunció que se presentará por tercera vez a sus elecciones, lo que obligaría a modificar el código ético de Sadamaioría.

La moción de censura ha sido desautorizada expresamente por los tres partidos de procedencia de los firmantes. Alternativa dos Veciños ha expulsado a sus dos ediles, aunque estos se aferran a las siglas con el aval de Secretaría por defectos formales en el procedimiento, en el que no se les dio audiencia. El PSOE ha expulsado provisionalmente a sus dos concejales y esta semana el PP también ha hecho oficial que echa a sus cinco díscolos. Los nueve ediles del flamante Ejecutivo defienden que no son tránsfugas y atribuyen su decisión a la falta de transparencia e incumplimientos de acuerdos plenarios. La moción de censura de Sada fue la crisis política de más calado de la comarca, pero no la única.

Tras meses de tiranteces y desavenencias, el Gobierno bipartito que relevó al PP al frente del Concello de Carral se rompió el pasado mes de abril. Los tres concejales del PSOE carralés presentaron su renuncia el día 4 y dejaron en minoría al frente del Ejecutivo municipal a Alternativa dos Veciños, con cinco ediles. El motivo aducido por los socialistas fue que “la Alcaldía se maneja desde Oleiros”, en referencia al supuesto control de la acción de Gobierno en Carral por parte del presidente de alternativa, el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, extremo que el regidor carralés, Javier Gestal, siempre ha negado.

El PSOE aseguró que el detonante de la ruptura fue la pérdida de una subvención de 1,5 millones de euros del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), con fondos europeos y una contribución de la Diputación. Alternativa siempre explicó su renuncia porque estas ayudas exigían adelantar dinero al Concello.

El Gobierno brigantino también afrontó una crisis con el sorpresivo cese de la veterana socialista Mónica Carneiro. La alcaldesa María Barral destituyó a esta edil, responsable de Feiras e Mercados, tras un encontronazo por la designación de la reina de las fiestas. La regidora acusó a Carneiro de presionar para coronar a su sobrina, extremo que fue negado tajantemente por la edil, que defendió que fueron algunos de sus compañeros del Gobierno local los que orquestaron un “dedazo” al cambiar las normas y sortear la distinción entre las candidatas de 2021, sin reinado por la pandemia, y 2022, en el que figuraba de primera su sobrina . Fue una crisis con pocos efectos en la práctica, dado que el PSOE conserva la mayoría absoluta.

Compartir el artículo

stats