Carlos Ríos vuelve a estar en el centro de la polémica. En esta ocasión, por unos vídeos que ha publicado en su cuenta de Instagram, mostrando cómo observa a través de un microscopio diferentes productos ultraprocesados como galletas Oreo, Nesquik o salchichas.

Las imágenes a través del aparato dejan ver, en el caso de las dos primeras, una abundante presencia de azúcar y, en el caso de las salchichas, una desagradable masa de grasa animal "de muy baja calidad nutricional", de la que sale algo que podrían parecer "pelos" según explica el nutricionista e impulsor del 'Realfooding'.

Estos vídeos están causando un extenso debate en redes sociales, donde algunos usuarios muestran sus dudas acerca de la veracidad de los mismos. A esta discusión se ha sumado Patricia González-Rodríguez, una neurocientífica especializada en enfermedades neurodegenerativas.

González-Rodríguez ha publicado un tuit asegurando que, a su parecer, el vídeo de la salchicha "es falso" porque "con un microscopio de un sólo ocular de juguete y cortes tan gordos, no puedes ver nada porque la luz no pasa a través". En algunos vídeos en los que el 'influencer' muestra su microscopio, puede verse que correspondería a la marca 'Micro Planet', se vendería en Toys'R'Us por 74,99 € y se describiría como un aparato "de alta definición".

El hilo de la neurocientífica acumula 1,2 millones de visualizaciones y más de 6.000 'Me gusta' en Twitter, así como numerosos comentarios que cargan contra Carlos Ríos. A raíz de esto, el nutricionista ha respondido en su Instagram defendiendo la veracidad de las imágenes de la salchicha: "Pues sí que se ve, se ve lo que muestro utilizando el objetivo x4 y proyectando luz desde arriba (...) Cualquiera con un microscopio lo puede comprobar desde casa", ha escrito en una historia. En otra publicación, ha pedido a sus seguidores que no vayan a comentarle nada a la neurocientífica, contra quien asegura tomará "las medidas legales que sean oportunas".

Toda esta discusión ha provocado que, este sábado, el nombre de Carlos Ríos vuelva a ser 'trending topic' en Twitter, y que personas defensoras del nutricionista hayan cargado, también, contra la neurocientífica. Esta, en otro hilo intentando zanjar el tema, ella ha explicado que "para saber la calidad nutricional de esa salchicha, no hacía falta mirarla al microscopio" y que, a la hora de difundir el contenido de algo que vemos a través de uno, hay que "hacerlo bien" porque "puede haber contaminación", y por eso Carlos Ríos "no puede afirmar que la salchicha tiene pelos", en su opinión.

Aún y así, González-Rodríguez ha comentado en otra publicación que ella no es nutricionista. "Mi campo y de lo que puedo hablar y discutir es la Enfermedad de Parkinson. Defiendo firmemente que cada persona debe hablar de lo que realmente conoce", ha dicho después de recibir una invitación para hablar del asunto en un medio de comunicación. Asimismo, ha añadido que "lo peor" de Carlos Ríos no ha sido el vídeo con el microscopio, sino su "prepotencia".

El nutricionista, por su parte, ha prometido a sus seguidores que hará un directo en Instagram para demostrar la veracidad de las imágenes publicadas.