La Inteligencia Artificial permite ya identificar a pacientes con hepatitis C oculta

Nieves Salinas

La Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) lleva tiempo investigando el potencial de las herramientas basadas en Inteligencia Artificial (IA) para identificar a pacientes con mayor riesgo o sospecha de infección por el virus de la hepatitis C en función de un algoritmo determinado. El objetivo, elevar la tasa de diagnóstico y tratamiento en fases tempranas. También dar con la bolsa de pacientes ocultos, aquellos que tienen la enfermedad, pero no lo saben. Así lo explica a El Periódico de España, del mismo grupo editorial que LA OPINIÓN, Juan Turnes, jefe del servicio de Aparato Digestivo del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP), uno de los pioneros en el uso de estas herramientas en el ámbito clínico.

Desde septiembre, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha replicado en toda Galicia la identificación de la hepatitis C con inteligencia artificial y big data. Un proyecto que puso en marcha el Servicio Digestivo del CHUP en 2019, explica el doctor Turnes. El método permitió detectar y recuperar a más de un centenar de nuevos pacientes en seis meses en toda el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés.

El médico, responsable de comunicación de la AEEH, advierte: “Se usa la palabra IA de un modo demasiado amplio. No es más que un sistema informático que tiene un entrenamiento para hacer algo. No es una persona. No es una entidad consciente. En nuestra plataforma, cada vez hacemos un entrenamiento para una función concreta y, luego, trabajamos el grado de exigencia que queremos que tenga”.