Darse el sí “de hecho” ya por internet

La Xunta prepara un cambio para inscribirse vía telemática en el registro de parejas

C. Villar

Darse el “sí, quiero” como pareja de hecho vía telemática. La Xunta quiere hacerlo posible. En principio, al menos, busca facilitar los trámites para que los novios puedan presentar la solicitud y aportar la documentación precisa vía electrónica y, de esa forma, simplificar la burocracia. Para permitirlo, debe reformar la normativa que regula el Rexistro de Parellas de Feito de Galicia y ha realizado el primer movimiento, que es someter a consulta previa su pretensión de modificar el decreto de 2007. En particular, el Ejecutivo pretende recoger la “posibilidad de presentación telemática” de las solicitudes y concretar “la documentación necesaria para conseguir la inscripción en el Rexistro”.

Argumenta que se trata de “solucionar” las situaciones que “más conflictos” generan para la inscripción de las parejas en el Rexistro, a tenor, señala, de lo que manifiestan los propios encargados y según se “deriva” asimismo de la quejas presentadas por ciudadanos ante o Valedor do Pobo o el “Defensor del Pueblo”. Por ejemplo, en el confinamiento se produjeron demoras en las inscripciones por la obligación de que ambos miembros deben declarar su voluntad de constituirse como pareja de hecho mediante comparecencia personal ante la persona encargada del Registro de la provincia correspondiente, según recoge el informe de la Valedora do Pobo relativo a 2020.

Tal y como explica la Xunta en la web del procedimiento, a los efectos de aplicación de la Ley de Derecho Civil de Galicia, se equiparan al matrimonio las relaciones maritales mantenidas con intención o vocación de permanencia e inscritas como pareja de hecho.

Numerosas parejas quieren dar ese paso. De hecho, en 2022, la Xunta recibió el récord de peticiones del último lustro. Tras el bajón que se produjo en el año de irrupción de la pandemia derivado de las restricciones, y después de que en 2021 se registrase ya un repunte, el pasado año se anotó el mayor número desde 2018: solicitaron la inscripción en el Rexistro Galego 2.047 parejas y consta la resolución de inscripción efectiva de 1.444, una cifra más baja que la de 2021. Un tercio son parejas formadas por una persona de nacionalidad española y una extranjera.

En 93 casos, las solicitudes fueron denegadas. En 2015, el primer año tras endurecer la normativa para evitar fraudes con la idea de obtener beneficios “ilegítimos” o abrir la puerta a extranjeros en situación irregular, fueron 45 los expedientes no bendecidos por la Xunta. Además, las parejas de hecho tampoco son inmunes al desamor. El pasado año se registraron 446 cancelaciones, aunque el trámite no solo refleja rupturas, sino que puede dar cuenta también de fallecimientos o de que alguno de los miembros, o ambos, dan el paso al matrimonio.