La vacuna contra el virus sincitial reduce los ingresos de bebés con bronquiolitis en Galicia

Los primeros datos de Saúde Pública desvelan un descenso de la hospitalización de los grupos de pequeños estudiados en casi todas las temporadas desde 2017

Agencias

Los primeros datos publicados desde el inicio de la vacunación contra el virus respiratorio sincitial (VRS) en Galicia, el pasado 25 de septiembre, apuntan a una importante caída de las hospitalizaciones entre los bebés por este patógeno que causa enfermedades como la bronquiolitis.

Según un informe dado a conocer ayer por la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade, consultado por Europa Press, en la actual temporada de VRS 2023/24 han disminuido los ingresos en todos los grupos de bebés estudiados en comparación con todas las temporadas desde 2017, a excepción de las 2020/21 y 2021/22, que coincidieron con el grueso de la pandemia del COVID-19.

Esta campaña de vacunación con Nirsevimab, iniciada por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) en España por primera vez, llegó a un total de 8.909 niños desde el 25 de septiembre y hasta el 26 de noviembre -—semana 47 del año—, fecha de corte del informe de Saúde Pública. La participación, por tanto, se situó en el 86% de la población diana.

En concreto, durante este período de tiempo, el fármaco se inoculó a 2.396 recién nacidos desde el 25 de septiembre y a otros 6.171 niños “repescados”, es decir, que nacieron desde el mes de abril, antes de que arrancase la campaña. A estos se suman otros 342 niños pertenecientes a grupos de riesgo —cien por cien de participación— que podían ser más mayores, nacidos entre el 1 de octubre de 2021 y el 31 de marzo de 2023.

El informe de Saúde Pública presenta los primeros resultados sobre hospitalizaciones divididos en tres grupos. El primero se corresponde con los nacidos entre abril y septiembre. En la actual temporada 2023/24, hasta el 26 de noviembre, hubo 12 ingresos por VRS en total, frente a los 30 de media de otras temporadas. La incidencia acumulada en la semana 47 del año se situó en las 27,9 hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes, mientras que en años anteriores la media era casi diez veces mayor, de 262,6 por cada 100.000 habitantes.

El segundo grupo se corresponde con los lactantes menores de dos meses, entre los cuales la presente temporada hubo siete hospitalizaciones frente a las nueve de las anteriores —siempre hasta el 26 de noviembre—. En este caso, la diferencia la vuelve a marcar la incidencia acumulada en la semana 47: de los 257,4 ingresos por 100.000 habitantes de media de las temporadas pasadas hasta los 39,3 de la actual.