Sanidade aliviará de trabajo a los médicos de familia al reducir tramitación de bajas

Se evitará que pacientes oncológicos o con fracturas de larga curación tengan que renovar “cada poco” su permiso de incapacidad

Caamaño, ayer, en el Parlamento. |  // XOÁN ÁLVAREZ

Caamaño, ayer, en el Parlamento. | // XOÁN ÁLVAREZ

Paula Pérez

Un 30% del trabajo de un médico de familia consiste en tareas de tipo administrativo. Este papeleo les resta tiempo para atender a los pacientes y aumenta la sobrecarga que sufren estos facultativos debido al acuciante déficit de profesionales en Primaria. Para aliviar esta presión la Consellería de Sanidade trabaja en un plan para reducir los trámites burocráticos en este nivel asistencial. Uno de sus objetivos será eliminar parte del papeleo relacionado con las bajas laborales. Así, se otorgarán permisos más largos para las incapacidades temporales de media o larga duración para evitar que pacientes con una fractura que requiere meses de curación o con un tratamiento oncológico tengan que confirmar “cada poco” su baja acudiendo al centro de salud.

Además, los médicos de los hospitales podrán tramitar permisos de incapacidad temporal, de manera que cuando haya una cirugía programada no tengan que acudir a su médico de familia a solicitarla. “La baja será automática desde el servicio hospitalario”, explicó ayer el conselleiro de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño en el Parlamento.

La Consellería de Sanidade lleva, de hecho, más de un año trabajando en la aplicación informática que permitirá a los hospitales tramitar estas bajas y ya se ha ensayado un proyecto piloto en el Complexo Hospitalario de Santiago. La Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria había calculado que esto permitirá liberar a los médicos de familia de unas 30.000 consultas mensuales.

En relación con la prescripción de medicamentos, se potenciará el papel del farmacéutico de Primaria que se encargará de resolver las dudas de los pacientes sobre cómo tomar la medicación o los efectos secundarios.

La tecnología ayudará también a reducir burocracia, pues servirá para agilizar la elaboración de los informes que se solicitan para tramitar las ayudas a la dependencia.

Según explicó Caamaño, el 40 por ciento de estas medidas para desburocratizar Primaria estarán ejecutadas antes de que acabe el año y para 2026 el papeleo en este nivel asistencial quedará “reducido al mínimo imprescindible”.

El conselleiro quiere potenciar Primaria y por eso avanzó un nuevo decreto para “darle mayor autonomía”, se aumentará también el personal de Enfermería para que haya un profesional de esta categoría por cada médico y se habilitarán recursos móviles en determinados servicios como radiodiagnóstico, que se desplazarán a centros de salud donde se detecten necesidades”.

Por otro lado, se elaborará un plan funcional de Atención Primaria en el ámbito rural para prestar “especial atención” a los crónicos.

Sanidade espera también que en el plazo de un año pueda estar aprobado el nuevo plan de ordenación de recursos humanos, que ofrecerá “un mapa preciso” de los trabajadores disponibles en la actualidad y con “una proyección a futuro”.

Los inspectores del Sergas pasarán examen al transporte sanitario

Los inspectores del Sergas pondrán la lupa en los próximos tres años en el funcionamiento del transporte sanitario, que en los últimos tiempos está siendo fuente de problemas por la conflictividad laboral en el sector, contratos incumplidos o que quedan desiertos.

Así lo recoge el nuevo Plan de Inspección dos Servicios Sanitarios 2024-2027 que incluye entre otras novedades la revisión del cumplimiento de los requisitos técnico-sanitarios de los centros de medicina estética y de los centros de reproducción humana asistida. También se controlará que se cumplan las condiciones para la preparación y entrega de medicamentos en sistemas personalizados de dosificación.

Se continuará además con las auditorías de gestión de los establecimientos sanitarios privados y concertados y se revisarán las bajas de larga duración.