Las pruebas de ADN determinarán si los restos humanos hallados en un embalse de la localidad lucense de Navia de Suarna se corresponden con alguna de las dos mujeres mayores de la zona desaparecidas sin dejar rastro en los últimos años.

Un joven encontró huesos de un esqueleto mientras pescaba en el citado municipio de la montaña lucense y alertó de inmediato a la Guardia Civil, que acudió al lugar. Los restos fueron trasladados al Hospital Xeral de Lugo para su análisis, a la vez que se remitirán a Madrid diversas muestras de ADN para tratar de identificar a quién pertenecen.

En los últimos ocho años desaparecieron en esa comarca lucense de Os Ancares dos mujeres mayores y, pese a las intensas búsquedas realizadas en su momento, nunca fueron localizadas, por lo que no se descarta que el esqueleto hallado en el embalse pueda corresponder a alguna de ellas. La última de las desapariciones tuvo lugar hace unos tres años, y pese a las intensas labores de búsqueda con perros especializados no consiguió ningún rastro.

La más antigua data de casi ocho años atrás. Otra anciana desapareció y en el rastreo se localizaron algunas prendas de su ropa y su calzado en las proximidades del río Navia.

La Guardia Civil, no obstante, no descarta ninguna hipótesis y ha iniciado una investigación para identificar a quien corresponden los restos humanos hallados y esclarecer las causas de la muerte.