El Ayuntamiento de Valencia ha iniciado un expediente sancionador contra una empresa por estacionar durante al menos cinco días una mini apisonadora en el jardín de la Glorieta, y propone sancionarla con 1.500 euros por una infracción muy grave de la ordenanza municipal de parques y jardines.

El Servicio de Jardinería del Consistorio extendió el pasado 16 de marzo un acta de infracción, tras observar que durante varios días se había depositado maquinaria de obras públicas en el jardín histórico de la Glorieta, el cual forma parte del Bien de Interés Cultural (BIC) "Centro histórico de Valencia".

Esta entrada y estacionamiento de vehículos en espacios ajardinados infringe el artículo 34 de la Ordenanza municipal de parques y jardines, que prohíbe totalmente estacionar vehículos en las aceras, pavimentos, caminos o zonas ajardinadas, y esta infracción se tipifica como muy grave.

Las sanciones que pueden imponerse para las infracciones muy graves prevén una multa de entre el 50% y el 100% del máximo que autorice la ley, y la sanción se graduará teniendo en cuenta la naturaleza de los perjuicios causados, la intencionalidad, reincidencia y demás que pudieran concurrir, con un límite de hasta 3.000 euros.

El interesado dispone ahora de un plazo de 15 días hábiles para aportar cuantas alegaciones, documentos o informaciones estime convenientes, y en caso de no formular alegaciones, esta providencia podrá tener carácter de propuesta de resolución.

Si transcurrido un plazo de seis meses sin que se haya notificado la citada resolución sancionadora expresa, se producirá la caducidad del procedimiento sancionador.