Dos personas fallecieron ayer en dos accidentes de tráfico registrados en las localidades barcelonesas de Monistrol de Montserrat y Vacarisses durante las fuertes lluvias caídas por la tarde. La tromba dejó en algunos puntos de Barcelona hasta 58 litros de agua por metro cuadrado y provocó la caída de una cincuentena de árboles, además de dificultar el tráfico y anular los semáforos en doce cruces de la capital catalana. El Ayuntamiento desactivó la alerta por lluvias a las 20.28 horas. El aguacero dejó una media de 30 litros por metro cuadrado y los bomberos atendieron más de 250 avisos. / Redacción