04 de octubre de 2011
04.10.2011

Se corta un dedo al no ser atendido por un edil de Avilés

El herido acudió a realizar un trámite sobre su bar y se autolesionó con un hacha que llevaba escondida tras ser derivado a otro departamento

04.10.2011 | 02:00

Un hombre se autolesionó ayer en el Ayuntamiento de Avilés cortándose un dedo de una mano con un hacha que llevaba escondida, después de haber solicitado una entrevista con un miembro del equipo de gobierno para realizar un trámite sobre un bar y haber sido derivado al gabinete de la Alcaldía.

El suceso ocurrió sobre las 10.15 horas, según informó la Policía Local de Avilés en un comunicado en el que informa de la autolesión del hombre, de 46 años, identificado como A.S.M. y vecino de la ciudad asturiana. Fuentes del Ayuntamiento explicaron que el hombre se cortó el dedo de una mano.

Tras pedir la entrevista con un miembro del equipo de gobierno, el hombre fue llevado por un policía al gabinete de la Alcaldía, donde se cortó un dedo con un hacha que tenía oculta. Una dotación policial le practicó los primeros auxilios y le trasladó al Hospital de San Agustín de la ciudad.

Según un comunicado emitido por el consistorio avilesino el ciudadano que se personó en las dependencias municipales se interesó por "el estado de tramitación de un cambio de titularidad para la apertura de un bar con música amplificada".

Denuncias por ruido

"El establecimiento cuenta con numerosas denuncias por ruidos, por parte de los vecinos, al Ayuntamiento de Avilés y a la Procuradora General del Principado de Asturias", añade el escrito, que también constata "obras ejecutadas en un patio trasero declaradas ilegales por los servicios técnicos municipales".

Debido a esta situación, el Ayuntamiento de Avilés subraya que ordena "el cese de la actividad y requiere las medidas correctoras para la puesta en marcha de la actividad", y añade que "posteriormente la propiedad rompe el precinto del establecimiento sin autorización municipal".

"A consecuencia de ello se reitera la orden de cese de la actividad y vuelve a procederse al precinto del establecimiento, repitiéndose en este tiempo las denuncias vecinales".

Por último, precisa el comunicado que "resueltos en su mayoría los problemas para la apertura del local, el expediente se encuentra próximo a su finalización para conceder el cambio de titularidad y el decreto de apertura".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook