El Tribunal Supremo estudiará el próximo día 21 a puerta cerrada si valida la ratificación por parte del Tribunal de Xustiza de Galicia de la segunda sentencia dictada por el crimen de dos gais en Vigo, en la que se condenó a 58 años de cárcel a Jacobo Piñeiro Rial por dos delitos de asesinato y otro de incendio.

Se trata de la segunda ocasión en la que este caso llega al Supremo, que en 2010 confirmó la anulación de la absolución inicial del cangués por un jurado popular y ordenó repetir el juicio que derivó finalmente en un fallo condenatorio.

La defensa de Piñeiro pretende la revisión de la condena a 58 años de prisión al considerarla "desproporcionada e injustificada". Además, solicita la aplicación de atenuantes como dilación indebida en el proceso, embriaguez y consumo de drogas. Todas estas pretensiones fueron desestimadas hasta el momento. Los hechos por los que Piñeiro fue condenado ocurrieron en julio de 2006, cuando asestó 57 puñaladas a Julio Anderson Luciano e Isaac Pérez Triviño.