02 de abril de 2017
02.04.2017

Libre tras causar un accidente en Nigrán con tres menores heridas en un coche robado

El conductor dio positivo en el test de alcoholemia y se le imputan siete delitos

02.04.2017 | 01:55

El Juzgado de Instrucción Número 4 de Vigo dejó ayer en libertad con cargos al conductor que la Guardia Civil detuvo de madrugada en Nigrán tras causar, con un coche robado, un accidente en el que resultaron heridas tres menores. Se trata de C.O.C., vecino de Vigo de 34 años, que conducía además bajo los efectos del alcohol, ya que la prueba que se le practicó arrojó un resultado de 0,35 miligramos por litro de aire expirado. Tiene la obligación de comparecer ante el juez cada quince días y se le atribuyen siete delitos: tres de lesiones por imprudencia, uno de hurto de uso de vehículo a motor, otro contra la seguridad vial, otro por daños en el coche y un séptimo por robo en vivienda, ya que se le localizó una cartera sustraída recientemente en un domicilio de la comarca.

El siniestro se produjo en torno a la medianoche del viernes en la céntrica calle Manuel Lemos de A Ramallosa. El arrestado había sustraído poco antes el coche, un Citroën Xsara Picasso, en Panxón. El vehículo, propiedad del dueño de una bocatería del paseo marítimo, se encontraba estacionado en las inmediaciones del negocio.

Siete bolardos arrancados

Circulaba en dirección a Vigo en el momento del accidente cuando perdió el control del automóvil e invadió la acera. A su paso, se llevó por delante hasta siete bolardos de hierro, que golpearon a las chicas al salir disparados por el impacto.

Agentes de la Policía Local de Nigrán y de Baiona se desplazaron al lugar, al igual que ambulancias del 061, que trasladaron a las jóvenes al hospital Álvaro Cunqueiro con contusiones que, en principio, no revestían gravedad. También se personaron bomberos del GES Val Miñor, que colaboraron en la retirada del coche, en medio de la calzada, y limpiaron el asfalto.

Según indicaron policías municipales, el autor de los hechos trató de darse a la fuga y varios testigos de lo ocurrido lo retuvieron hasta su detención. Pasó la noche en el calabozo del puesto principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán y pasó a disposición judicial en la mañana de ayer. El fiscal no solicitó prisión preventiva, según señalaron fuentes judiciales.

Antecedentes

El arrestado había sustraído otro coche hace solo veinte días también en Nigrán. La Guardia Civil lo había arrestado por llevarse una furgoneta con las llaves puestas y por hurtar unas gafas en el interior de otro automóvil horas antes. Reconoció los hechos y fue trasladado al cuartel de Baiona, donde se comprobó su amplio historial delictivo. Tras prestar declaración, había quedado también en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado en cuanto fuese requerido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook