Un vecino de Salvaterra falleció ayer a primera hora de la tarde mientras se bañaba en una piscina de propiedad familiar en su casa de Soutolobre. El hombre se encontraba dentro del agua cuando debió sentirse indispuesto y seguidamente perdió el conocimiento.

La autopsia debe determinar si murió ahogado o si por lo contrario falleció de un infarto de miocardio, como se especula, ya que según los vecinos, padecía del corazón. El fallecido se trata de José Rodríguez Francisco de 66 años que se encontraba jubilado.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 13.45 horas. Fue un particular el que alertó al centro de atención a las emergencias de Galicia a las 13.50 horas.