09 de diciembre de 2017
09.12.2017

Una septuagenaria muere en Cuntis tras inhalar monóxido de carbono de un brasero

La víctima, de 74 años, pasaba unos días en su residencia de Castrolandín

09.12.2017 | 09:29
Los servicios de emergencia, delante de la vivienda de la mujer fallecida.

Una septuagenaria viguesa falleció la noche del pasado jueves en una vivienda de Cuntis (Pontevedra) a consecuencia, según todos los indicios, del monóxido de carbono acumulado por un brasero. Así lo informó el 112, que añadía que esa fue la constatación de los servicios de emergencia desplazados al domicilio de la persona fallecida, una vez hechas las correspondientes mediciones al encontrarse con un brasero en el mismo lugar donde se hallaba la víctima.

La víctima ha sido identificada como Otilia Secundina Fuentes Campañó, de 74 años. Protección Civil de Cuntis indicó que la mujer residía habitualmente en Vigo, pero era natural de Castrolandín, donde acudía periódicamente a su vivienda ubicada en el número 8. A las 00.00 horas ya del viernes, el 112 recibía la alerta y movilizaba a un médico y una ambulancia con el aviso de evacuar a una persona inconsciente a causa de una intoxicación por gas.

Tras llegar al domicilio indicado, los profesionales sanitarios trataron de reanimar a la víctima, pero finalmente tuvieron que confirmar su fallecimiento. Efectivos de Emergencias de A Estrada explicaron al 112 que permanecieron en el punto hasta que quedó todo el inmueble bien ventilado y hasta que las mediciones se regularizaron por completo. Este servicio indicó que el lugar donde se encontraba la persona y el brasero presentaba un alto riesgo de intoxicación por gas. De hecho, desde Protección Civil de Cuntis se destacó que las mediciones de monóxido de carbono eran muy elevadas dentro de la cocina donde estaba la fallecida e incluso eran altas en la calle, a las puertas de la vivienda.

Protección Civil explicó que fueron unos familiares que residen en Castrolandín los que acudieron a la casa alertados por las hijas de la víctima, que no atendía a sus llamadas telefónicas. Por ello, las hijas avisaron a una prima, que se acercó a la vivienda y se percató de que la televisión y las luces estaban encendidas, pero como no tenía llaves, avisó a una hermana.

Cuando llegaron con las llaves, sobre las 23 horas de la noche, ya encontraron a la víctima "moribunda", por lo que se dio la voz de alarma a los servicios sanitarios, según explicó a Europa Press el alcalde de Cuntis, Manuel Campos. Además de Protección Civil de Cuntis, el 061 y los servicios de emergencias de A Estrada acudieron al lugar efectivos de los Bombeiros do Salnés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine