10 de marzo de 2018
10.03.2018

La juez requiere 63.000 euros de fianza a Papuchi para las posibles indemnizaciones

La magistrada abre juicio contra el vigués al que la Fiscalía acusa de abusar de 18 menores n La vista será en la Audiencia

10.03.2018 | 01:44

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Vigo ha dictado un auto judicial en el que decreta la apertura de juicio oral contra Carlos V.I., Papuchi, el hostelero de 41 años acusado de abusar sexualmente de 18 menores. La magistrada, que ratifica en su resolución la medida de prisión provisional eludible con una fianza de 50.000 euros, requiere asimismo al imputado para el pago de otra fianza, en este caso de 63.000 euros y que tiene como fin "asegurar las responsabilidades pecuniarias" que se le podrían imponer de resultar en el futuro condenado.

Se trata de las indemnizaciones que se solicitan en concepto de daño moral y por los perjuicios "derivados de la intervención en el proceso". El juicio, aún sin fecha ya que todavía falta el escrito de la defensa, se celebrará en la Audiencia Provincial de Pontevedra. Además de la Fiscalía, en el proceso hay dos acusaciones particulares.

La juez decreta la apertura de juicio oral por la presunta comisión de delitos de abusos sexuales, agresión sexual, exhibicionismo, exhibición de pornografía a menores y corrupción de menores.

Además, la fianza que se requiere al acusado de cara a posibles indemnizaciones es de 63.000 euros. En caso de no entregarse esta cantidad, se le apercibe de que "se le embargarán bienes en cantidad suficientes para asegurar la suma señalada". Contra el auto no cabe recurso, excepto en lo relativo a la situación personal del acusado.

El Ministerio público ya formuló su escrito provisional de acusación, en el que solicita para el hostelero vigués penas que suman 54 años y 3 meses de cárcel. También penas de prohibición de aproximarse o comunicarse con las presuntas víctimas, así como 10 años de libertad vigilada.

De cara al futuro juicio, y dada la naturaleza sexual de los hechos objeto de acusación y de cara a preservar la intimidad de los menores, en el escrito se interesa que la vista se celebre a puerta cerrada. También que se adopten las medidas necesarias para impedir el contacto visual entre el hostelero y los jóvenes. Para esa vista solicita además la toma de declaración a 21 testigos (entre ellos los chicos y dos policías) y a peritos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook