13 de marzo de 2018
13.03.2018

El padre del niño sospechó de su pareja y la Guardia Civil le pidió que no se lo notara para "cazarla"

13.03.2018 | 01:50

Patricia Ramírez, la madre del pequeño Gabriel Cruz cuyo cadáver fue hallado tras 12 días desaparecido en el maletero de un coche que conducía la novia de su padre, Ana Julia, reconoció ayer que sospechaba de ella: "Tenía la esperanza de poder ablandarla y que se viniera abajo". Por eso, explica, "en cada discurso salíamos apelando a su conciencia e intentando que todo fuera de otra manera", ha señalado en declaraciones a Cope, donde manifestó que temía que fuera la responsable de la desaparición de Gabriel.

Patricia Ramírez ha apuntado que tenían esperanzas de que el niño podía estar vivo, por eso "no se podía hacer ni decir nada porque era parte de la investigación y podía perjudicar al chiquillo". "No podíamos hacer nada que pudiera hacer que mi hijo no volviera a casa", añadió. No quiso, de momento, hacer comentarios sobre el origen de sus sospechas, pues Ana Julia todavía no ha pasado a disposición judicial. La madre de Gabriel se ha referido también al padre del niño y ha pedido "respeto" porque "está roto".

"Él es una persona maravillosa, que nadie dude de él. Yo voy a estar a su lado porque tenemos que superar esto los dos juntos. Está destrozado, pero es muy difícil hacer la digestión de la pérdida de un hijo sabiendo que lo ha matado la persona a la que quieres", ha explicado sobre su marido, Ángel Cruz y ha pedido respeto para él. "He tenido el mejor padre para mi hijo. Es una persona buena, Pobrecito mío, no se merecía esto", ha apuntado.

En declaraciones a Onda Cero, Patricia Ramírez ha pedido que "no se extienda el odio", que todo este suceso "no acabe en rabia" y "que no se hable" de la mujer detenida porque "no se merece que se le de cobertura". "En honor al pescadito, que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no era mi hijo y esa no soy yo. Que pague lo que tenga que pagar con la Justicia, pero que lo que quede de este caso sea la fe y las buenas acciones que han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente. No puede quedar todo en la cara de esta mujer y en palabras de rabia", ha reclamado.

Por eso aboga para "que no salga de ella -en alusión a Ana Julia- ninguna foto" ni tenga más atención porque "no se merece que se le dé cobertura ni se lo merece Gabriel". "Quiero que esto termine con el corazón de la gente calentito y no con la rabia que esta señora nos ha sembrado", ha afirmado. Asimismo, ha agradecido "a todo el mundo que se ha volcado tanto en ayudar "físicamente" en la búsqueda "como en la investigación o enviando de mensajes de cariño". "No tengo palabras para agradecer a toda la gente y todas las acciones bonitas que han salido", ha dicho Patricia Fernández, quien ha instado a colocar en las ventanas, un día más, un pescadito con "una palabra bonita" en recuerdo de Gabriel.

Patricia Ramírez ha aclarado que sólo se ha mostrado en la web lanzada por el entorno de la familia para promover su búsqueda, Todos Somos Gabriel, así como en la cuenta de Twitter asociada a la misma, y ha pedido a quienes están suplantando su identidad en otras redes sociales difundiendo en su nombre imágenes de duelo que dejen de hacerlo. "A aquellas personas que han estado utilizando mi foto por el bien de Gabriel y han hecho montajes bonitos se lo agradezco de corazón, pero en este momento hay personas en Facebook e Instagram que están hablando en mi nombre, y no soy yo", contó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook