02 de abril de 2018
02.04.2018
Avalancha

Uno de los fallecidos en el alud en Suiza es director de una escuela de montaña

Román Bascuñana, natural de Talavera de la Reina, es uno de los tres españoles muertos tras un alud

02.04.2018 | 13:29
Un helicóptero, en las labores de rescate.

El director de la Escuela de Alta Montaña de Castilla-La Mancha (ECMAM), Román Bascuñana, es uno de los tres fallecidos en la avalancha de nieve ocurrida el sábado en el cantón suizo de Valais, ha confirmado hoy el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page.

En un comunicado, el presidente autonómico ha trasladado sus condolencias a los familiares, allegados y amigos de Bascuñana, que también era miembro de la Junta Directiva de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (FDMCM).

Bascuñana formaba parte del grupo de cinco españoles que este pasado fin de semana fue sorprendido por un alud entre el sector de Fiesch y la estación de esquí de Fiescheralp mientras realizaba una travesía en piel de foca.

Natural de Talavera de la Reina (Toledo), Román Bascuñana estudió Geología en la Universidad Complutense de Madrid, era técnico deportivo superior de alta montaña y desde el año 2000 trabajaba como guía de montaña e instructor de escalada y esquí. Su afición por la montaña le había llevado a formar parte de más de 30 expediciones en el Himalaya indio, Perú, Bolivia, Argentina o Nepal.

Los dos heridos, dados de alta


El proceso de identificación de los fallecidos en una avalancha en los Alpes suizos está en su etapa final y los resultados serán comunicados por la Fiscalía a las autoridades españolas y a las familias.

Así lo señaló a Efe el portavoz de la Policía del cantón de Valais, Mathias Volker, quien indicó que, a continuación, se podrán iniciar los trámites de repatriación.

Ese procedimiento se hará conforme a los deseos de las familias de las víctimas, a las que las autoridades suizas prestarán todo el apoyo posible, aseguró.

La Fiscalía del cantón de Valais no confirmará la identidad de los excursionistas muertos en cumplimiento de la legislación nacional, que es sumamente estricta en lo relativo a la protección de la vida privada y de los datos personales.

Los otros dos montañeros del grupo español que quedó sepultado por el alud de nieve y que resultaron heridos pudieron abandonar en la tarde del domingo el hospital en el que fueron tratados por heridas relativamente leves. Además, se les proporcionó atención psicológica frente al trauma sufrido.

Ambas personas fueron rescatadas por los servicios de socorro tras pasar la noche del sábado al domingo bajo la nieve, debido a que las malas condiciones meteorológicas obligaron a los equipos a suspender la búsqueda durante la madrugada. Los heridos pudieron ser encontrados gracias a que llevaban un dispositivo que emite una señal de localización en caso de avalancha.

El grupo de alpinistas se encontraba en el sector entre Fiesch y la estación de esquí de Fiescheralp (Valais), a una altura de 2.450 metros, cuando fueron sorprendidos por la avalancha mientras realizaban una travesía que debía durar seis días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook