28 de mayo de 2018
28.05.2018

Explosión en Tui | Detenido de nuevo el propietario del almacén pirotécnico que explotó en Tui

Es su segundo arresto en menos de una semana; ahora por delitos de tenencia de explosivos y riesgo catastrófico

28.05.2018 | 11:26
Francisco González Lameiro, sentado, ayer, en el registro de una nave en Las Pólvoras.

La Guardia Civil ha detenido por segunda vez en menos de una semana a Francisco González Lameiro, el propietario de la pirotecnia de Tui. Los agentes le atribuyen la presunta comisión de delitos de tenencia de explosivos y riesgo catastrófico. Su arresto está directamente vinculado al hallazgo este fin de semana de dos "naves bomba" que ocultaban unos 1.750 kilos de explosivos.

La detención se produjo esta misma mañana. Francisco González fue citado por la Guardia Civil en el cuartel de Tui, a donde acudió y donde fue finalmente detenido. Previsiblemente, a lo largo de la jornada será trasladado a la Comandancia de Pontevedra, de forma previa a su pase a disposición judicial. Tras su primer arresto el miércoles, compareció el viernes ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Tui, que decretó su puesta en libertad con cargos.

La juez le atribuyó entonces delitos de riesgo catastrófico en la modalidad de delito de riesgo provocado por explosivos y otros agentes, además de homicidio imprudente, daños imprudentes y lesiones imprudentes. Como medida cautelar, se le impuso la de comparecer cada 15 días en los juzgados

Su primer arresto fue el miércoles, el día de la explosión que causó dos muertos, una treintena de heridos y un sinfín de gravísimos daños materiales en viviendas de la parroquia de Paramos, donde se ubicaba la nave donde fue la fatal deflagración. En cuanto a los nuevos hallazgos del fin de semana, en el primer galpón, a tan solo cien metros del taller de su negocio precintado en Baldráns, los artificieros del Tedax localizaron 600 kilos de explosivos, 475 kilos de pólvora y otros 120 de material de pirotecnia preparado para su distribución en el mercado. El segundo almacén ilegal se sitúa en un antiguo depósito de angulas en la zona de Las Pólvoras, también cerca.

En su interior se intervinieron 1.500 kilos de materia prima para la preparación de pólvora: azufre y nitrato de potasio, sobe todo, muy similar al que causó la catástrofe. Muy cerca del lugar, acordonado por la Guardia Civil durante toda la jornada, está el supermercado Alimentación Álvarez, situado en una zona de numerosas viviendas. Además, se incautaron de 11 kilos de productos terminados y preparados para ser disparados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine