10 de julio de 2018
10.07.2018

Detenido por estafar 150.000 euros a 13 empresas de alimentación, entre ellas una de A Coruña

El propietario se hacía pasar por propietario de supermercados para hacer pedidos de entre 5.000 y 30.000

10.07.2018 | 17:11

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 53 años y con antecedentes por usurpar la identidad de cinco empresarios y pagar sin fondos al menos a trece empresas de alimentación del país a las que estafó más de 150.000 euros.

Según ha informado este cuerpo armado en un comunicado, las pesquisas de la operación Somormujo han permitido detener a este hombre con antecedentes por estafa y falsedad y que no figuraba como empadronado en ningún municipio para cubrir sus huellas, pese a lo que sí recibe una ayuda por desempleo y por vivir en una casa abandonada.

El detenido se hizo pasar por propietario de uno o de varios supermercados en la provincia de Granada al ponerse en contacto con las empresas estafadas.

Para hacerlo, usurpó la identidad de los responsables de al menos cinco empresas de alimentación granadinas y utilizó sellos falsos de estas empresas para hacer pedidos de entre 5.000 y 30.000 euros y pagar las facturas con pagarés a 60 días que carecían de fondos.

Como domicilio de entrega de la mercancía puso una nave industrial abandonada, aunque siempre procuró recoger la mercancía directamente en la empresa suministradora cuando las empresas estafadas eran de Granada, Córdoba o Jaén.

En el resto de los casos recogía los productos en los locales de las empresas de transporte o quedaba en algún lugar con el transportista y en plena calle hacía el transbordo de la mercancía del camión hasta su furgoneta.

Esta mercancía la distribuía inmediatamente a bajo precio en bares y establecimientos de Granada y su área metropolitana.

La Guardia Civil comenzó la investigación el pasado 21 de junio tras la denuncia que presentó un empresario de Otura en la que exponía que alguien había suplantado su identidad para comprar a una empresa cordobesa productos cárnicos por valor de casi 8.000 euros.

Los agentes descubrieron después que la presunta estafa no era un hecho aislado, por lo que iniciaron la operación en la que han descubierto que las estafas comenzaron en enero.

El detenido ha estafado con el mismo procedimiento a firmas de Baza, Guadix o Motril, en la provincia de Granada, pero también de A Coruña, Valencia, León, Jaén, Toledo, Córdoba, Almería o País Vasco por un valor superior a los 150.000 euros.

En el momento de la detención los agentes encontraron en la furgoneta que conducía los cinco sellos de empresas que utilizaba para firmar los albaranes de la mercancía y, en un registro domiciliario, hallaron 2.000 euros ocultos bajo un colchón.

La Guardia Civil también ha descubierto un almacén frigorífico en Pinos Puente en el que han recuperado jamones, quesos y embutidos procedentes de estas estafas valorados en más de 30.000 euros y mantiene abierta la operación ya que podrían sumarse más víctimas.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito continuado de estafa y falsedad documental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook