04 de agosto de 2018
04.08.2018

Fallece uno de los heridos en el incendio del catamarán turístico de O Grove

El septuagenario era de Guadalajara y estaba en el Hospital de A Coruña n Su mujer está grave, con quemaduras en el 30% del cuerpo

04.08.2018 | 01:49

Uno de los dos heridos más graves que dejó el incendio del catamarán Boramar de O Grove, registrado el 24 de julio, falleció ayer en Complexo Hospitalario de A Coruña (Chuac) por complicaciones derivadas de las graves quemaduras que había sufrido en el accidente. El mismo día del incendio, J.L.V.M., de 70 años y vecino de Guadalajara, fue derivado a la unidad de quemados del centro hospitalario coruñés en helicóptero por las graves heridas que presentaba en una parte importante de su cuerpo. El alcarreño se convierte en la primera víctima mortal del incendio que destruyó por completo el catamarán de pasajeros Boramar cuando salía del puerto de O Grove para realizar un viaje para mostrar la ría de Arousa a todos los que viajaban en él.

En el mismo centro hospitalario permanece en estado grave la esposa del fallecido, de 68 años, al haber sufrido quemaduras de segundo y tercer grado en el 30% de su cuerpo. Ambos eran los dos heridos más graves, aunque todavía hay otros tres que permanecen ingresados en otros centros de Galicia. Es el caso de un matrimonio de Mataró, en la provincia de Barcelona, cuyos dos integrantes están ingresados en Hospital Povisa de Vigo, mientras que una mujer de Sevilla fue evacuada ayer a la unidad de quemados del hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza.

Nada más conocerse la muerte, vecinos de O Grove mostraron sus condolencias por las redes sociales, unas muestras de dolor a las que se sumó el propio Concello, que emitió un comunicado para manifestar su dolor por la pérdida y desear una pronta recuperación a su compañera. El Concello volvió a agradecer la colaboración de los vecinos y de las fuerzas de seguridad, "cuya actuación e implicación evitó que la tragedia acabase siendo mayor".

El origen del incendio en la embarcación continúa siendo investigado por la Guardia Civil, y aunque se encuentra en fase inicial y muy dificultada por el estado en el que quedó el catamarán, todo apunta a que se registró una explosión que habría provocado las llamas que obligaron a los 52 ocupantes a lanzarse al mar. El incidente provocó un total de 48 heridos, si bien, la mayoría de ellos no necesitaron traslado hospitalario y fueron atendidos en el PAC grovense o en el propio puerto. 18 heridos fueron trasladados a centros sanitarios, además de los cinco que permanecen todavía ingresados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine