10 de agosto de 2018
10.08.2018
Nuevo golpe al narcotráfico gallego

Los Boyacos quisieron usar hace dos años el barco con la droga atribuida a Charlín

El cártel colombiano asentado en Galicia fue desmantelado el año pasado en Vigo por el mismo juez - El 'Titán Tercero' cargó sus casi 3 toneladas de droga en Senegal

10.08.2018 | 00:53
Los Boyacos quisieron usar hace dos años el barco con la droga atribuida a Charlín

El gran alijo de cocaína colombiana atribuida a Charlín y sus socios, interceptado en la operación Barrancabermeja de la Policía Nacional se cargó en la zona de Senegal a principios de julio. El remolcador Titán Tercero, que tuvo base en el puerto vigués y fue apresado entre Azores y Funchal, es un viejo conocido de las fuerzas antidroga. Hace un par de años ya quiso utilizarlo el cártel colombiano de Los Boyacos, asentado en Galicia con dos de sus capos, y que fue desarticulado el año pasado por el juez de Instrucción 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, el mismo magistrado que ha asestado ahora el golpe a la alianza de narcos gallegos que pretendía liderar el mercado.

Curiosamente, los colombianos pretendían entonces dejar fuera de su negocio a los clanes gallegos y realizar solos el transporte de la droga hasta las costas de Galicia y su posterior distribución en coches por España. Cayeron con 2.000 kilos de cocaína y 16 supuestos miembros de la organización ingresaron en prisión.

El Titán Tercero, que antes de ser vendido a sus actuales propietarios se llamaba Sertosa Catorce, fue construido en 1972 y, según los registros de los localizadores por satélite, el 10 de mayo estaba en el puerto de Vigo y el 6 de julio en el senegalés de Dakar tras una escala en Canarias. La ruta marcada al salir de Senegal era Almería, si bien lo previsto era desviarse hacia Portugal y Galicia, donde un pesquero saldría a recoger los 2.500 kilos de cocaína que había cargado. Pero no llegó ni a acercarse al punto de encuentro, muy próximo a las costa de Galicia. Policías a bordo del patrullero Fullmar del Servicio de Vigilancia Aduanera le interceptaron en aguas internacionales entre Funchal y Azores.

A bordo fueron detenidos dos senegaleses y dos españoles, entre ellos el patrón, Pedro Rodríguez, que según la investigación se mantenía en contacto con uno de los detenidos en Boiro, Mario Otero, a quien habría comunicado algún problema mecánico en el remolcador. Ahora la tripulación y el alijo navegan escoltados hacia Canarias, donde llegarán previsiblemente el domingo. El importante golpe asestado a la coalición de clanes gallegos supuestamente liderada por el octogenario Manuel Charlín, su hijo Melchor y el histórico Jacinto Santos Viñas, se ha cerrado con 26 detenidos. La Policía Nacional considera desarticulada "una de las más importantes organizaciones criminales" que actúan en las costas gallegas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine