03 de octubre de 2018
03.10.2018
La Opinión de A Coruña

El accidente en Francia en el que murieron un padre y su hijo de 6 años fue intencionado

El caso se investiga como violencia machista - La confirmación convertiría al menor en el cuarto niño asesinado por sus padres en lo que va de año

03.10.2018 | 01:46
El padre y el pequeño en París.

El accidente mortal ocurrido en septiembre en el sur de Francia en el que un coche en el que viajaban un hombre y su hijo de 6 años, ambos españoles, se precipitaron por un terraplén, se investiga como un caso de violencia machista, según confirmó ayer el Ayuntamiento de Sabadell.

El mes pasado una vecina de Sabadell denunció en la comisaría de los Mossos de esa localidad que su expareja no le había entregado a su hijo de 6 años. Poco después, el día 16 de septiembre, la policía francesa comunicó al consulado español la aparición de los cuerpos de un adulto y un niño, ambos de nacionalidad española, en un vehículo en la zona de Port-Vendrés, en la región de Languedoc-Rosellón, en el sur de Francia, según informó la Oficina de Información Diplomática (OID). Al parecer, según señala el Ayuntamiento de Sabadell en un comunicado, la investigación de la policía francesa apunta a que se trataría de un asesinato, por lo que el pequeño de 6 años habría muerto en condiciones de violencia a manos de su progenitor, lo que lo convierte en un caso de violencia machista.

De confirmarse este caso, ya son cuatro los menores asesinados por sus padres en lo que va de año, según la estadística de víctimas de violencia de género del Ministerio de Igualdad, tras la muerte el 25 de septiembre de dos hermanas de 3 y 6 años. Desde 2013, primer año desde el que los niños se contabilizan como víctimas de esta lacra, son ya 27 los menores asesinados por violencia de género contra su madre en España.

Además, 38 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y a 962 han perdido la vida como consecuencia de la violencia machista desde 2003, primer año del que hay datos.

El consistorio de Sabadell, junto a la Mesa de Género, Feminismos y LGTBI, convocaron ayer una concentración de rechazo ante este suceso, que ha conmocionado a la comunidad donde estudiaba el pequeño, la escuela Enric Casassas. "Queremos transmitir toda nuestra fuerza, amor y solidaridad a la familia y en su entorno cercano, para que sepan que en estos momentos de dolor profundo no están solos ni solas", señala el colectivo en el manifiesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook