El jurado declaró ayer a Patrick Nogueira culpable del asesinato de sus tíos y de sus primos de 1 y 4 años en Pioz (Guadalajara), con intencionalidad, ensañamiento con los menores y sin considerar ningún eximente. Ahora será la magistrada del tribunal quien determine la condena, que podría suponer la prisión permanente revisable, conocida en España como cadena perpetua. El jurado popular -compuesto por siete hombres y dos mujeres- volvió a reunirse ayer durante unas ocho horas después de que la magistrada, Elena Mayor, les hubiera devuelto el veredicto por "falta de motivación", que significa que algunas de las respuestas de los miembros del jurado para dictar su veredicto no estaban suficientemente razonadas.

El jurado consideró probado que Nogueira cometió los crímenes, y estimó que sufre una alteración en el cerebro, pero no que ésta influyera en que cometiera los asesinatos, eximente que planteaba la defensa con el objetivo de reducir la condena. La Fiscalía y las acusaciones particulares piden prisión permanente revisable por ser dos de las víctimas menores y ser un asesinato múltiple, mientras que la defensa solicita 25 años de prisión.