16 de noviembre de 2018
16.11.2018

Nuevo golpe al narcotráfico en Galicia con 15 detenidos y 650 kilos de coca intervenidos

La droga estaba lista para ser distribuida desde un céntrico chalé de Pontevedra - Diez de los arrestados cayeron en la comunidad gallega y otros cinco, en Madrid

16.11.2018 | 02:24
Uno de los detenidos en Ribadumia, ayer.

Una importante operación antidroga realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional, en su sección especializada en el tráfico de cocaína; junto con el Greco-Galicia, permitió desmantelar en la provincia de Pontevedra una red internacional dedicada al tráfico de cocaína que ocultaba en un chalé de esta ciudad un importante alijo de unos 650 kilos de polvo blanco.

El balance provisional de la operación, por el momento, se salda con al menos quince detenidos además de más de media tonelada de coca, en su mayor parte localizada por los agentes de la Policía Nacional en un moderno chalé ubicado en pleno casco urbano de Pontevedra, en el vial que conecta el centro de la ciudad con el barrio de Monte Porreiro. Siete de los arrestos se produjeron en esta ciudad, otros tres en la zona de Ribadumia en O Salnés y, otros cinco en Madrid. La cifra de detenidos podría crecer en las próximas horas, dado que no se descartaban nuevas detenciones a última hora de ayer, cuando la operación todavía estaba abierta y bajo coordinación de la Audiencia Nacional.

Los investigadores habían logrado situar en el chalé de Pontevedra a un número importante de miembros de la organización, algunos de ellos colombianos, que custodiaban el importante alijo de cocaína. Por este motivo, dicha vivienda fue el objetivo prioritario de los investigadores una vez que explotó la operación. Agentes del Greco-Galicia (apoyados por efectivos de la UIP de la Policía Nacional y de Seguridad Ciudadana de la Comisaría, así como por un helicóptero) irrumpieron en la vivienda unifamiliar y detuvieron en su interior a un grupo numeroso de unas cinco o seis personas. Allí se encontraron con la mayor parte de los 650 kilos de cocaína incautados en el dispositivo y que estaban preparados para su próxima distribución.

El dispositivo policial fue bastante aparatoso en Pontevedra, ya que los agentes incluso llegaron a cortar el vial para facilitar el registro de esta propiedad. Tras una exhaustiva inspección, los policías se llevaron en una furgoneta la droga y otros efectos a las dependencias de la comisaría. Momentos antes, los detenidos habían sido trasladados en coche patrulla a las dependencias policiales.

Casi de forma simultánea, los agentes también procedían al registro de otro inmueble en el municipio pontevedrés de Ribadumia. Concretamente una vivienda unifamiliar ubicada en la recta de Leiro, que conecta Mosteiro con Ponte Arnelas. En este municipio del sur de Galicia fueron detenidas tres personas, una de ellas R.F., un varón originario de la parroquia de Baión, en Vilanova de Arousa. También fue arrestado C.O., otro vecino de la zona.

Una vez asegurada la incautación de la droga, los investigadores desplegaron el resto del dispositivo que se desarrolló también fuera de Galicia, concretamente en Madrid. A última hora de la mañana de ayer se habían practicado ya cinco detenciones en la capital y no se descartaban nuevos arrestos dado que los investigadores señalan que el dispositivo está todavía en una fase inicial.

Entre los detenidos, según las fuentes consultadas, había al menos tres personas de nacionalidad colombiana, a quienes se presume como los dueños de la sustancia estupefaciente que fue introducida de forma ilegal en Galicia y que esperaba en Pontevedra para ser distribuida en el mercado ilícito. Una droga que, según los precios de venta al kilo de cocaína, podría haber alcanzado un valor de unos 20 millones de euros.

Los detenidos en el chalé de Pontevedra no eran gente conocida entre los vecinos de la avenida de Buenos Aires. Los residentes en la zona destacan que se trata de un inmueble bastante nuevo y que había sido alquilada "hace relativamente poco". Desde entonces veían a varias personas en su interior pero desconocen cuál era su actividad. Hasta entonces, no recuerdan que hubiera estado habitada, siempre según las impresiones de estos vecinos. Todos se mostraron sorprendidos por el importante dispositivo policial en una casa que ayer aún aparecía a la venta en la Red.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook