17 de noviembre de 2018
17.11.2018

Una investigación en Galicia desmantela una red de pornografía infantil que se extendía por 26 países

Una detención en Pontevedra llevó a la Guardia Civil hasta 420 pedófilos - En España hay 14 detenidos, nueve de ellos en Galicia y dos de ellos en A Coruña

17.11.2018 | 01:13
Parte del material intervenido en los registros de la ´operación Tygra´.

La lucha contra la pornografía infantil en la Red y los abusos a menores se libra en las miles de plataformas que ofrecen las nuevas tecnologías. A medida que los pedófilos son acorralados en algunos de estos escenarios, de inmediato buscan otras vías de comunicación . Y la Guardia Civil lo sabe. Es por ello que el equipo de investigación tecnológica de Pontevedra decidió explorar estas otras plataformas, después de combatir con éxito a los pedófilos a través de sus canales más habituales, como las redes de intercambio de archivo P2P.

El equipo de investigación pontevedrés decidió buscar en una de las plataformas más utilizadas en el mundo para compartir todo tipo de archivos, el WhatsApp, y su investigación ha permitido desmantelar una red dedicada a la distribución de pornografía infantil que se extendía desde la provincia de Pontevedra por toda España y hasta 26 países en el extranjero. Entre los miles de archivos hay "imágenes extremadamente crudas de menores de 1 a 15 años en situaciones explícitamente pornográficas, manteniendo relaciones sexuales entre ellos, con adultos e incluso con animales". Ahora se busca a los autores de los abusos y violaciones.

En territorio nacional han sido investigadas 16 personas. De ellas, 14 han sido detenidas. Nueve de los arrestos se produjeron en Galicia: tres en la provincia de Pontevedra (Ponteareas, Vigo y Bueu), dos en A Coruña, tres en Lugo y una en Ourense. Además, las múltiples reuniones entre la Guardia Civil de Pontevedra y los equipos de la Interpol y Europol hicieron posible extender la operación a estos 420 usuarios en distintos continentes al facilitar los investigadores de Pontevedra la localización de estos usuarios.

La operación Tygra tiene su inicio hace un año en Vilaboa. Dentro de esta labor preventiva buscando posibles grupos de WhastApp que se estuvieran utilizando para compartir pornografía infantil, se localizó a un presunto pedófilo en esta localidad pontevedresa que acabó detenido. Del material intervenido, la Guardia Civil tiró del hilo y llegó a esta enorme red que se extendía a nivel internacional.

Concretamente, se detectaron un total de tres chats de WhatsApp que utilizaban estos 420 usuarios de todo el mundo y que registraban una "importante cantidad de archivos compartidos". Una vez que se establecía el contacto, los pedófilos que superaban los filtros de los administradores eran incorporados al grupo.

Los investigadores de la Guardia Civil tuvieron que sortear además las novedosas técnicas de encriptado o de borrado remoto que utilizaban estos ciberdelincuentes para cerrar con éxito esta operación. En España, además de en Galicia, también se han registrado detenciones en Barcelona, Madrid, Salamanca y Cádiz.

En total se realizaron 15 registros domiciliarios en España, en los que se intervinieron 37 teléfonos móviles, 8 ordenadores, 15 discos duros, cuatro cámaras y 11 soportes ópticos. Entre los detenidos no hay profesionales que tengan un trato directo en su día a día con menores de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook