28 de noviembre de 2018
28.11.2018
La Opinión de A Coruña

Detenida una joven de 19 años por la muerte a puñaladas de una menor en Alcorcón

Repetidos mensajes de la arrestada amenazando a la víctima la convertían en principal sospechosa - La agresora mantenía una relación con el exnovio de la fallecida

28.11.2018 | 01:38
Rocío M.

Había estado amenazándola por WhatsApp de forma reiterada, y por eso, cuando Denisa, una adolescente de 17 años, murió en la madrugada del lunes tras haber recibido una puñalada en el abdomen que le sacó las tripas, todas las sospechas se dirigieron hacia ella. Rocío M., de 19 años, salía con el exnovio de Denisa, pero le tenía unos celos enfermizos y un odio homicida. A esta hija de Guardia Civil la detuvo la Policía en su casa de Venta de la Rematosa, en Toledo, a 35 kilómetros de la localidad madrileña de Alcorcón, el lugar donde se produjo el crimen.

La joven, que al parecer tiene problemas de alcohol y drogas, negó ante los agentes haber apuñalado mortalmente a Denisa, pero su móvil la coloca en el lugar y la hora del crimen. Además, cuando Denisa fue apuñalada estaba hablando por el móvil con una amiga y escuchó claramente cómo era apuñalada y, por las voces que escuchó, identifica sin lugar a dudas a Rocío. Los agentes investigan ahora si hay más implicados en este desgraciado incidente que no dudan en relacionar con los celos patológicos de Rocío. Los testigos aseguran que había una segunda persona con la presunta homicida.

El crimen, como ocurre en estos casos, ha destrozados dos familias. Los padres de Denisa dicen ahora que tenían que haber actuado antes, pero su hija les había dicho que tenía el problema controlado. "Hice mal en dejarlo todo en manos de mi hija. Tenía que haber actuado, buscar a esa persona, a sus padres. No hubiese pasado esto. Ahora somos dos familias destrozadas, mi niña en el cementerio y la suya en la cárcel", aseguró el padre de la joven fallecida.

Los padres de Denisa relataron cómo su hija les comentó que una chica le estaba "amenazando" a través del teléfono móvil y cómo ellos intentaron ayudarla, a lo que ella les respondió que "lo dejasen" porque esa chica "estaba loca y zumbada" y tenía problemas "con el alcohol y las drogas".

"Ella nos dijo que no le hacía ni puto caso y que hacía una semana que no le hablaba", comentaron los padres, a lo que añadieron que "nunca pensaban que podía pasar algo así porque "somos personas" y "todos hemos oído amenazas cuando la gente se cabrea".

La madre de Denisa resaltó que este caso marca "un antes y un después" respecto a atención que deben prestar los padres con sus hijos cuando reciben este tipo amenazas por el móvil. "Los jóvenes se toman muy a la ligera los mensajes y los padres también. Y son muy importantes, en cuanto hay una prueba hay que denunciar", expresó.

Sobre Mario, la expareja de su hija, la madre señaló que la relación que tuvieron con él "no fue mala" y que no sabían si él conocía las amenazas que su pareja, ahora detenida, vertía sobre su hija Denisa. "Si lo hubiésemos sabido, habríamos intervenido y hablado con Mario para que hablara con ella", lamentó la madre, quien además señaló que la actual pareja de su hija, Iván "esta destrozado" al igual que "sus padres" y todos los padres en general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook