29 de noviembre de 2018
29.11.2018

Una monja que estafó 17.500 euros a un monasterio elude la prisión

29.11.2018 | 01:46
La religiosa, en la vista de ayer.

Una breve vista de conformidad puso fin al recorrido judicial del caso de la monja del Monasterio de la Visitación de Santa María de Vigo que se apropió de 17.500 del convento. La religiosa, Ángela Y.K., natural de Kenia y que llevaba más de una década en el convento de clausura cuando se descubrió todo, asumió la autoría de los hechos.

Una confesión que supuso una rebaja de la condena a la que se enfrentaba. La mujer aceptó 21 meses y un día de cárcel y el pago de 2.524 euros de multa. La jueza suspendió la ejecución de la pena de prisión durante dos años, con lo que elude el ingreso en el penal, condicionado a que no vuelva a delinquir en ese plazo y a que cada mes abone un mínimo de 100 euros correspondiente a la responsabilidad civil que debe asumir.

La condena con la que la monja se conformó es por un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso con otro de estafa con atenuantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook