30 de enero de 2019
30.01.2019

La Guardia Civil apunta a un presunto homicidio imprudente en el caso de Julen

La persona que abrió el pozo ilegal donde cayó el pequeño de dos años y el propietario de la finca, principales investigados

30.01.2019 | 01:12

El director de la Guardia Civil, Félix Azón, aseguró ayer que esperan tener "en los próximos días" terminada la investigación por la muerte de Julen, el niño de dos años localizado sin vida 13 días después de caer en un pozo de Totalán (Málaga); apuntando que están "poniendo todos los medios". En una visita a Málaga para reunirse con los agentes que intervinieron en el rescate del pequeño, Azón indicó que se están "esforzando para que en días esté terminada la investigación porque creemos que es un tema que toda la sociedad española está esperando el resultado".

"Estamos al mil por mil trabajando para que la investigación termine cuanto antes", indicó tras agradecer personalmente a los guardias civiles que han participado en el rescate toda la labor realizada y destacar toda la coordinación habido en el operativo con efectivos de otros cuerpos. Cuestionado sobre si se investiga un homicidio imprudente, el director de la Guardia Civil fue claro. "Creo que todos estamos pensando que no puede ser otra cosa presuntamente", aunque indicó que el cuerpo investiga y "del resultado de la investigación se concluirá"; una cuestión que tendrá que decidir "quien sea del poder judicial".

De hecho, el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga inició una causa tras la desaparición del niño, en la que ya hay un informe del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que alude a la falta de autorización del pozo, ausencia de medidas de seguridad y supuestas irregularidades en los movimientos de tierra; además de constar las declaraciones testificales de la persona que hizo la prospección y del dueño de la finca.

Asimismo, sobre los pozos, indicó que el Seprona "antes, ahora y después de este desgraciado accidente" actúa para que no haya pozos ilegales y que los legales "estén bien mantenidos y protegidos para que no haya accidentes".

Azón señaló que "la seguridad es como la salud, que solo pensamos en ella cuando la perdemos", pero incidió en que "hay seguridad porque continuamente el Seprona está vigilando para que los pozos se hagan bien y se mantengan". "Supongo que en España hay miles, pero hay que pensar que estén todos cuidados y protegidos por sus dueños", indicó. Sobre la muerte de un hombre que intentó rescatar a su perro de un pozo señaló que todo apunta a un "accidente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook