14 de febrero de 2019
14.02.2019

La acusación particular pide 123 años de cárcel para el hostelero acusado de abusos

'Papuchi' negó pertenecer a Snapchat, red social por donde supuestamente enviaba fotos sexuales, pero menores declaran que en la aplicación aparecía como usuario

14.02.2019 | 01:14
El acusado, esta semana en los juzgados de Vigo.

La Fiscalía pide 54 años de cárcel para Papuchi, el hostelero vigués acusado de abusar sexualmente de menores en Vigo. Pero una de las acusaciones particulares personadas en el procedimiento eleva de forma notable esta solicitud: plantea 123 años de prisión. Uno de los motivos es que, frente al Ministerio Público, que fija en 18 el número de adolescentes que supuestamente fueron víctimas del hombre, este abogado que representa a un grupo de jóvenes sitúa la cifra de perjudicados en casi 25. Además, incluye varios delitos de agresión sexual -en el escrito de la fiscal la calificación es de abusos-. Pero a efectos prácticos, la pena individual más alta que demandan tanto la acusación pública como la particular entre los múltiples delitos que atribuyen al procesado es idéntica, de seis años. Esto supone que al aplicar la regla del triple de la mayor, independiente del total de condena que se solicita, el tiempo máximo de estancia en un penitenciario al que se enfrenta sería de 18 años.

El juicio contra Carlos V.I., en la actualidad en libertad provisional, arrancó este lunes en la Audiencia de Vigo y se está celebrando a puerta cerrada. Él se declara inocente. Frente a su versión exculpatoria, los 14 menores que ya han comparecido entre el martes y ayer en la vista oral ratificaron uno por uno la acusación de abusos contra Papuchi, que supuestamente también les enviaba fotos de carácter sexual y que se habría ganado la confianza de los chicos invitándolos a comer, a cenar o a copas en el restaurante que regentaba, así como llevándolos en su barco o en coches de alta gama como un Maserati en el que alguna ocasión presuntamente fue a buscarlos a un centro educativo.

Una de las conductas de las que está acusado el hostelero es de utilizar redes sociales para remitir a los adolescentes fotos íntimas de sí mismo, tras lo cual les solicitaba a ellos imágenes del mismo tenor. Una de las aplicaciones que presuntamente usaba era Snapchat, que, según concreta la Fiscalía en su escrito, "borra los archivos remitidos una vez son leídos por el receptor del mensaje". En su declaración, el pasado lunes, el procesado negó estar de alta en esta red social. Pero varios de los menores que ya comparecieron dijeron lo contrario, agregando además que el hostelero aparecía en la aplicación con bastantes "estrellas", por lo que era un usuario activo.

Más chicos y policía

En la jornada de hoy, junto a otros siete menores, comparecerá un profesor de un centro educativo en el que estudiaban varios de los chicos. En la vista oral también declararán policías nacionales que estuvieron en la investigación que derivó en la detención, en abril de 2017, de Papuchi. El acusado estuvo casi un año en prisión provisional y salió del penal tras abonar 30.000 euros de fianza.

Todo apunta a que mañana la fiscal, los abogados de las dos acusaciones particulares y el letrado defensor expondrán sus informes finales. De forma previa a sus exposiciones indicarán si realizan o no cambios en las peticiones planteadas en sus escritos provisionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook