23 de marzo de 2019
23.03.2019
La Opinión de A Coruña

Piden 14 años para dos acusados de violar a una joven bajo los efectos del alcohol en Vilagarcía

Los dos hombres estuvieron haciendo botellón con varios amigos, entre los que se encontraba la víctima, en el domicilio de uno de ellos

23.03.2019 | 18:32
Piden 14 años para dos acusados de violar a una joven bajo los efectos del alcohol en Vilagarcía

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra celebrará este martes, día 26 de marzo, un juicio contra dos hombres acusados de violar a una joven que se encontraba bajo los efectos del alcohol tras realizar 'botellón' en el domicilio de uno de ellos en Vilagarcía, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

La causa procede del Juzgado de Instrucción número 2 de Vilagarcía y, por los hechos que se les imputan, la Fiscalía pide una pena de 14 años de prisión para cada uno de los acusados por un delito de agresión sexual, en concepto de autor para uno y de cooperador necesario para el otro.

El Ministerio Fiscal también reclama la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 250 metros y de comunicarse con ella por cualquier medio, así como el pago de las costas y de una indemnización conjunta y solidaria de 9.000 euros en concepto de daño moral.

Según relata en su escrito de calificación el Ministerio Público, la noche del 18 de mayo de 2013 los acusados estuvieron haciendo 'botellón' con varios amigos, entre los que se encontraba la víctima, en el domicilio de uno de ellos situado en Vilagarcía.

Sobre las 05.30 horas, tras haber salido para acudir a un concierto, los dos presuntos violadores regresaron a la vivienda, a la que media hora más tarde volvería igualmente la joven, "quien en ese momento se encontraba aturdida por la previa ingesta de bebidas alcohólicas y un fármaco", quedándose al poco tiempo dormida en una cama en la que se había acostado uno de los acusados, encontrándose el otro en una cama al lado.

"Así las cosas, uno de ellos, actuando en común acuerdo con el otro acusado, con ánimo de atentar contra la libertad sexual de la víctima y satisfacer sus deseos lúbricos, comenzó a quitarle la falda, los pantis y su ropa interior, despertándose en ese momento la joven, quien le manifestó en reiteradas ocasiones que parase", explica la Fiscalía.

En ese momento, la víctima comenzó a llorar, ya que el presunto violador no cesaba, e intentó incorporarse sin llegar a conseguirlo, dado que se había colocado encima de ella, "comenzando a penetrarla vaginalmente".

Al tiempo, el otro acusado le sujetaba de un brazo y le aproximaba sus genitales a la boca, negándose la víctima a realizar una felación "cerrando la boca con fuerza".

"Una vez el primer acusado hubo consumado la penetración eyaculando, se retiró a un lado, aprovechando la joven para vestirse apresuradamente y abandonar el domicilio", sentencia el Ministerio Fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook