30 de marzo de 2019
30.03.2019
La Opinión de A Coruña

Dos conductores, 'cazados' a 237 y 246 km/h en la A-52

Fueron interceptados en menos de una hora en Viana do Bolo y O Porriño

30.03.2019 | 00:39

D. B. V., un hombre de 35 años vecino de Viana do Bolo, cometió este jueves el exceso de velocidad más alto que se registra en Ourense en los últimos cuatro años. Iba a 247 kilómetros por hora en un Audi A6 por la autovía das Rías Baixas, A-52, duplicando el límite permitido de 120 km/h. Fue detectado en un control de la Guardia Civil de Tráfico en Allariz a las 19.25 horas. Treinta y nueve minutos antes, el radar captó el BMW 235 de S.R.L., vecino de O Porriño, de 31 años, circulando también a velocidad flagrante: el cinemómetro marcó 237 kilómetros por hora a las 18.46 horas. Los dos conductores incurrieron en un delito contra la seguridad vial, al tratarse de un tramo de vía interurbana y haber superado el límite de velocidad en más de 80 km/h. En calidad de investigados, irán a juicio rápido y se exponen a una privación del derecho a conducir de entre 1 y 4 años.

Más de 2 años de retirada del carné implica la pérdida de la vigencia, por lo que en ese escenario tendrían que volver a examinarse.

El Código Penal prevé para estos casos posible pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. Un acuerdo de conformidad rebajaría la duración de las penas.

Los infractores fueron detectados en el kilómetro 207 de la autovía A-52, en sentido Porriño, durante un control de la Guardia Civil. En ese mismo punto se llevaron a cabo controles de velocidad, de alcohol y drogas, así como comprobaciones del estado de los vehículos y de su documentación, con el fin de garantizar la seguridad vial y hallar infracciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook