Un incendio calcinó ayer una vivienda en Mos dejando solo en pie la estructura y dañó la cubierta de otra. La actuación de los servicios de emergencia evitó que las llamas afectasen al interior de esta segunda casa. Ocurrió en camino de Arrubial, en la parroquia de Petelos. La alerta saltó a las seis de la madrugada. Cuando llegó el dispositivo, el fuego ya estaba descontrolado. El servicio municipal de Emergencias de Mos y los bomberos de Baixo Miño extinguieron el incendio. También acudieron Guardia Civil y un voluntario de Protección Civil. En las casas no había nadie.