24 de abril de 2019
24.04.2019

El acusado de estafar a una mujer de Rábade admite entregas de dinero pero niega la "relación sentimental"

Un vecino de Lugo se enfrenta a penas de cuatro años de prisión por estafar supuestamente 127.000 euros a una mujer aprovechándose de su "bajo estado anímico"

24.04.2019 | 17:24

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo acoge el juicio a M.A.V., vecino de Lugo Lamas de Prado, que se enfrenta a penas de cuatro años de prisión por estafar supuestamente 127.000 euros a una mujer de Rábade, aprovechándose de su "bajo estado anímico" tras la muerte de su madre y su pareja sentimental, por lo que la acusación particular eleva la petición a cinco años.

La Fiscalía sostiene que el acusado le hizo creer a la mujer que conocía operaciones de subastas judiciales y la convenció para entregarle 127.000 euros para adquirir varios inmuebles para, finalmente, apropiarse del dinero.

Durante la vista, el acusado negó haber mantenido una "relación sentimental" con esta mujer entre 2013 y 2014, a la que conoció a través una página de contactos, aunque admitió que mantenían encuentros esporádicos.

A pesar de ello, afirmaba que desconocía las circunstancias de su familia. "Nunca me dijo cual era su situación personal", aseguraba, además de admitir las entregas de dinero con el objetivo de comprar un piso en Foz.

Asimismo, aseguró que la mujer "amenazó" a su hermano e incluso se puso en contacto con su esposa para reclamar 30.000 euros "más" de lo que supuestamente había recibido de la víctima, que devolvió a finales de 2014.

Esta versión difiere totalmente de las acusaciones de la mujer, a la que supuestamente se presentó como "soltero" y trabajador de "telefónica" cuando en realidad trabajaba en la empresa de mantenimiento de su hermano y estaba casado y con dos hijos.

La víctima defendió que ambos mantuvieron una relación sentimental y que se realizaron cuatro entregas de dinero, entendiendo que existía un clima de "confianza" entre ellos. Los últimos 50.000 euros estaban destinados para la compra de un bajo en A Coruña.

Posteriormente, relató, el acusado dejó de responder a sus llamadas y mensajes, por lo que se puso en contacto con su hermano y con su mujer, con la que se citó en un parque, con la intención de recuperar el dinero.

La mujer explicó que se encontraba "mal psicológicamente, físicamente y moralmente" tras el fallecimiento de su madre y de su pareja, aunque a finales de 2014 recibió el reintegro de 127.000 euros tras un burofax.

El abogado del procesado, Óscar Fernández, ha defendido la "inocencia" de su cliente, apelando a la complejidad de las relaciones de pareja y "de los sentimientos entre ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook