04 de mayo de 2019
04.05.2019
La Opinión de A Coruña

Libertad sin fianza para los cabecillas de los clanes gallegos del alijo del 'Titán III'

El histórico Jacinto Santos Viñas es el único que sigue en prisión por una condena previa de la Audiencia Nacional || La Fiscalía recurre las excarcelaciones

04.05.2019 | 00:15
La cocaína del remolcador 'Titán III' a su llegada al puerto de Las Palmas en agosto de 2018.

Los 21 imputados en el último gran golpe al tráfico marítimo de droga en una operación de la Policía Nacional dirigida por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, están ya en libertad. Los cabecillas de los tres clanes gallegos aliados en el transporte de 1.700 kilos de cocaína intervenidos en el Atlántico a bordo del remolcador Titán III en agosto de 2018, han conseguido salir en libertad sin fianza. Una decisión con la que no está de acuerdo la Fiscalía Antidroga que ha recurrido a la Audiencia de Pontevedra.

El único que no ha sido excarcelado es el histórico arousano Jacinto Santos Viñas, en cumplimiento de una condena anterior impuesta por la Audiencia Nacional. El cambadés, a quien se atribuye el liderazgo del grupo encargado de buscar las infraestructuras para el transporte del Titán III, se encontraba en tercer grado penitenciario al ser detenido y sufrió una regresión de grado al reincidir. Santos Viñas, según el juez instructor, sería también quien centralizó las reuniones con los cabecillas de los otros grupos, caso de Mario Otero, al frente del denominado grupo de Boiro y relacionado con el suministro o la titularidad de la cocaína intervenida.

Otero es uno de los últimos que ha sido excarcelado, al igual que el holandés Paul Wouter, un residente en Marbella, al que se atribuye el control sobre la carga de cocaína. El tercer grupo dasarticulado en la operación, según el magistrado, es el dirigido por Pedro Rodríguez, armador y patrón del remolcador Titán III. Según el auto de procesamiento "iba ofreciendo sus servicios a aquellas organizaciones que necesitasen de un barco preparado para el transporte de droga". Los seis últimos imputados que seguían en prisión eran precisamente Santos Viñas, Mario Otero, Pedro Rodríguez y tres tripulantes detenidos a bordo del remolcador.

La instrucción judicial sobre el alijo interceptado entre Funchal y Azores en el Titán III toca ya a su fin. El Juzgado de Instrucción 4 de Vigo celebró a finales de marzo las indagatorias previas a la conclusión del sumario, trámite que tuvo como fin notificar a los investigados la resolución judicial que les procesa e interrogarlos sobre los hechos que se les atribuyen. A todos ellos se les ha impuesto una fianza solidaria de 59 millones de euros. El auto de conclusión de sumarios, previo a los escritos de acusación y defensa de las partes y a que se ponga fecha definitiva para el juicio, se dictará una vez que se resuelvan todos los recursos pendientes ante la Audiencia Provincial de Pontevedra. Tres clanes han sido procesados en esta causa, de la que ya quedaron exonerados, entre otros, el patriarca del clan de Los Charlines, uno de sus hijos y un sobrino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook