22 de mayo de 2019
22.05.2019

Abordado un barco con 1.500 kilos de coca en una operación dirigida desde Vigo

El pesquero brasileño, sin bandera y sin identificación, fue abordado entre Canarias y Cabo Verde y sus tripulantes ya han sido enviados a prisión

22.05.2019 | 00:23
Momento de la descarga del alijo de cocaína en el puerto de Las Palmas.

Nuevo golpe al tráfico marítimo de cocaína a gran escala desde Galicia. Una operación de la Policía Nacional dirigida por el Juzgado de Instrucción 4 de Vigo ha llevado al abordaje de un pesquero "pirata" procedente de Brasil y cargado con 1.500 kilos de cocaína colombiana cuando navegaba entre Canarias y Cabo Verde, a unas 700 millas de las islas españolas. El mal estado del endeble pesquero de madera, que surcaba el océano sin bandera ni elementos identificativos, obligó a que sus siete tripulantes y el alijo fueran trasladados a la patrullera de acción marítima de la Armada Meteoro, que remolcó también el pesquero. Ayer llegaron a Las Palmas. No hay detenidos en tierra, si bien la investigación sigue abierta.

El magistrado de Instrucción 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, tomó declaración por videoconferencia el domingo a los siete tripulantes brasileños del barco y ordenó su ingreso en prisión provisional. El pesquero fue asaltado en alta mar por agentes del GEO y del Greco Galicia que iban en el patrullero.

La operación antidroga es fruto de una investigación iniciada por la Policía Nacional y dirigida por el juez de Vigo a un grupo gallego de narcos. El pasado mes de enero saltó la alerta de este envío de droga que, en principio, iba dirigido a una organización de narcotraficantes sudamericanos afincada en España, según informó el Ministerio del Interior. Probablemente el alijo marítimo se dirigía a Galicia.

La Policía movilizó a la Armada y al Ejército del Aire y la decisión de interceptar el barco se tomó cuando los cuerpos de seguridad involucrados „el NCA británico, la Policía Judiciaria de Portugal y la Policía Federal brasileña„ pudieron confirmar que "se habían puesto de acuerdo todas las partes implicadas en este ilícito negocio", según explicó en el Arsenal de la capital grancanaria Emilio Rodríguez, responsable del Grupo de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado, Greco–Galicia.

A principios del mes de abril los investigadores detectaron que el barco nodriza que transportaba la droga desde Brasil a España había zarpado. El Apolo „así creen que se llama el pesquero los investigadores, a falta de corroborar la documentación intervenida„ fue apresado a plena luz del día. El abordaje se realizó antes de que la droga fuera transbordada en alta mar a otro barco, como pretendían los narcos.

Las primeras investigaciones sobre el pesquero y la documentación intervenida a bordo apunta que podría llamarse Apolo, si bien todavía está en fase de confirmación. Sus siete tripulantes tenían pleno conocimiento del tipo de mercancía que transportaban, de acuerdo con el jefe del grupo policial contra el crimen organizado.

En una primera inspección de seguridad del pesquero se intervinieron medio centenar de fardos „marcados con el monograma de la firma francesa de lujo Louis Vuitton„ de 30 kilos cada uno, con un peso aproximado de 1.500 kilos. El pesquero, ya en Canarias, está siendo objeto de un registro más minuciosos por si hay más droga oculta en su interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook