31 de mayo de 2019
31.05.2019
Tragedia en las carreteras gallegas | Luto en Redondela

Exceso de velocidad e impericia mortales en Teis

El conductor del accidente con tres muertos tenía carné desde hacía mes y medio || Es el único de los ocupantes que tenía 18 años || Sigue hospitalizado grave pero evoluciona bien, como el copiloto

31.05.2019 | 00:17
Exceso de velocidad e impericia mortales en Teis
Exceso de velocidad e impericia mortales en Teis

Redondela llora la muerte de los tres jóvenes de 17 años, dos chicas y un chico, fallecidos en el accidente de tráfico de la noche del miércoles en la autopista AP-9, a la altura de Teis, en el que también resultaron heridos graves otros dos chicos, el copiloto „también menor de edad„ y el conductor, el único de los cinco estudiantes que había cumplido los 18 años. Los dos supervivientes siguen ingresados en el Hospital Cunqueiro y en Fátima y, en principio, no se teme por su vida. Los cinco eran amigos y compañeros en el IES Mendiño de Redondela, donde se habían graduado en Segundo de Bachillerato y preparaban ahora los exámenes de Selectividad.

Una velocidad inadecuada, el infortunio y la inexperiencia se perfilan como las principales causas del trágico accidente. El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, avanzó que la investigación de la Guardia Civil de Tráfico apunta en principio a un exceso de velocidad, si bien se está a la espera del informe de los técnicos. A ello se suma la probable impericia al volante de un conductor novel, que había logrado el carné de conducir hace un mes y medio.

Negativo en alcohol y drogas

El conductor, según manifestó Losada, dio negativo en las pruebas de consumo de sustancias estupefacientes y de alcohol que se le practicaron tras el siniestro. La investigación, expuso, ha demostrado que al menos cuatro de los ocupantes llevaban puesto el cinturón de seguridad, y se investiga si también lo llevaba la chica que salió despedida del vehículo.

Marcos M.V., el joven que conducía el Peugeot 206 accidentado en la AP-9, se sacó el carné de conducir unos días antes de Semana Santa. Su profesor le describe como un joven prudente y serio: "No se qué pudo ocurrir", lamenta. También querían obtener el carné este verano las dos adolescentes fallecidas, Sara Cal Veiga y Sofía Pérez Fernández, que iban ya a la autoescuela.

El brutal accidente tuvo lugar a las 21.15 del miércoles en la AP-9, en sentido Vigo y a la altura de Las Torres de Padín. El conductor, por causas que se investigan, perdió el control del vehículo que chocó contra el guardarraíl izquierdo, se fue contra un pilar del viaducto que cruza la autopista y acabó volcado en la mediana.

El coche de los jóvenes quedó destrozado. Dado que las tres víctimas mortales iban sentadas en los asientos traseros, „las dos chicas y el menor Bieito Lovera Rodríguez„ se sospecha que fue la parte lateral posterior del vehículo la que sufrió el violento golpe contra el pilar del viaducto. De tal intensidad que los tres adolescentes fallecieron prácticamente en el acto. Marcos M.V. y José R., los dos supervivientes, lograron salir del turismo por su propio pie.

A la espera del informe de la Guardia Civil, que debe realizar la reconstrucción del siniestro y valorar la huella de frenada que dejó en el vial el turismo, así como la fuerza de los impactos, el posible exceso de velocidad vendría refrendado por la declaración de uno de los conductores testigos del siniestro al que los jóvenes habrían adelantado poco antes. La declaración del joven conductor del Peugeot 206, cuando se le pueda interrogar, tendrá especial relevancia para conocer lo que realmente ocurrió, al igual que las manifestaciones del copiloto.

Identificación por huellas

Mientras los dos jóvenes supervivientes evolucionan favorablemente, si bien el pronóstico del conductor sigue siendo grave, los padres de las víctimas mortales del siniestro realizaban trámites ayer en los Juzgados de Vigo.

Familiares de las dos adolescentes, rotos de dolor, acudieron al Juzgado de Guardia para autorizar el reconocimiento de ambas menores mediante la toma de huellas dactilares, pues el chico fallecido ya había sido identificado.

Los médicos forenses de Vigo agilizaron las autopsias de los tres fallecidos en el Hospital Nicolás Peña y, a últimas horas de la mañana, la magistrada de Instrucción 5 en funciones de guardia, otorgó los permisos para su traslado a los tanatorios elegidos por las respectivas familias.

Conmoción en la comunidad escolar

El trágico accidente causó una enorme conmoción en la comunidad educativa de Redondela. El IES
Mendiño —en la imagen, ayer por la mañana—, donde estudiaban los cinco jóvenes, decidió suspender las clases durante dos jornadas. Algunos de los alumnos se enteraron de la noticia al llegar ayer al centro escolar y poco a poco durante el trascurso de la mañana fueron abandonando las instalaciones en compañía de sus padres, a los que se avisó para que acudiesen a recogerlos. También en el Instituto Illa de San Simón, donde cursaron el ciclo de Secundaria tres de las víctimas, estaban consternados y durante el recreo guardaron un minuto de silencio en recuerdo de sus exalumnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook