12 de junio de 2019
12.06.2019

Una mujer embarazada de seis meses aparece degollada en Xàtiva

La pareja de la fallecida encontró el cuerpo sin vida al volver a casa del trabajo y colabora con los investigadores

11.06.2019 | 23:34
Agentes de la Policía custodian el traslado del cadáver de la mujer.

Una mujer de 36 años, de origen rumano y embarazada de seis meses, apareció ayer muerta en su domicilio de Xàtiva con heridas de arma blanca en el cuello y, al cierre de esta edición, todavía no se habían producido detenciones relacionadas con el crimen.

Fue la pareja sentimental de la mujer la que encontró el cuerpo sin vida al volver a casa del trabajo y está colaborando con los investigadores, según indicaron a la Agencia Efe fuentes de la investigación. Las primeras pesquisas policiales confirmaron ayer la versión del hombre, nacido en la vecina población de Alberic „y residente en Xàtiva desde hace pocos años„, que alegó que estaba trabajando y que se había encontrado a su pareja ya fallecida cuando había regresado a casa.

El hombre, de nacionalidad española y que se dedica a tareas agrícolas, estuvo ayer presente en la casa, en la calle Gonzálbez Vera, en el centro de la localidad, mientras la policía científica inspeccionaba la escena del crimen en busca de huellas y posibles pruebas. Al cierre de esta edición no se tenía constancia de la existencia de denuncias por malos tratos o violencia de género entre la pareja, según las fuentes consultadas.

El juzgado de guardia de Xàtiva ordenó a las 19.45 horas el levantamiento del cadáver de la mujer, identificada como Isabel Elena Raducanua. El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, decretó un día de luto y ha convocado una concentración hoy a mediodía frente al consistorio como repulsa por este crimen. El regidor municipal mostró ayer su "consternación y dolor" a los familiares de la víctima.

El cadáver de la mujer fue localizado sobre las 16.00 horas, poco después de que, según las fuentes policiales, una vecina oyera una discusión, aproximadamente sobre las 15.00 horas. La policía mantiene abiertas todas las hipótesis, aunque en un principio parece que se puede descartar el robo como móvil del crimen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook