18 de julio de 2019
18.07.2019
La Opinión de A Coruña

Borja, entre la condena y el elogio

La pena de cárcel al joven malagueño que mató a un atracador al defender a una mujer agredida abre un gran debate en la sociedad

17.07.2019 | 23:10
El joven malagueño practicando un deporte marítimo.

Borja, el malagueño de 26 años condenado por un homicidio imprudente a un atracador en Fuengirola por un Juzgado de Málaga y con pena confirmada por la Audiencia Provincial a dos años de prisión y una indemnización de 180.000 euros, cuenta con el respaldo de buena parte de la opinión pública e incluso de partidos como Vox, que ya ha iniciado una campaña de crowdfunding para ayudarle a hacer frente al pago que le ha sido impuesto.

La vida de Borja cambió bruscamente el 8 de febrero de 2015. Aquel día, cuando volvía de trabajar a las 07.00 horas, el malagueño, que por entonces tenía 22 años, vio que un par de individuos pegaban indiscriminadamente a una mujer hasta que lograron quitarle el bolso. En ese momento, el joven persiguió al atracador hasta que, una vez le alcanzó, se inició una pelea en la que Borja le propinó dos puñetazos al malhechor y recuperó el bolso. Una vez hecho esto, se dirigió hacia la víctima del atraco, María Jesús, quien era "su única preocupación". El gran giro de los acontecimientos se produjo en el momento en que, tras dos días en coma, el atracador, un delincuente común con amplio historial, falleció.

Dos penalistas, Luis Tuero y Fernando de Barutell, dan su opinión sobre la condena, siempre desde "la humildad y el respeto absoluto hacia el organismo judicial de Málaga". Ambos coinciden en que "la sentencia es justa en el momento en que se ajuste la ley". En este caso, el juzgado ha considerado que el joven cometió un homicidio por imprudencia grave. "Sí que existe el planteamiento de solidaridad y de valores, pero, aunque la intención del chaval no fuese matar al atracador, es cierto que debía haber tomado menos riesgos", señala Tuero. De Barutell matiza que "sin conocer lo suficiente el caso, puede que, si la pelea se hubiese producido en la misma escena del atraco la sentencia fuese distinta. Y es que el tribunal podría considerar que no hubo legítima defensa, al interpretar como episodios diferentes el atraco, por un lado, y la agresión por otro".

"Siempre hay que tener muy en cuenta el valor de la vida, independientemente de las circunstancias. En la sentencia, los dos años de cárcel ya forman parte de una moderación de la condena. En cuanto a la indemnización, se trata de un pago de responsabilidad civil al que tendrá que hacer frente", explica Luis Tuero.

Cabe destacar que, de esa indemnización a la que en principio deberá de enfrentarse, Borja ya cuenta con un importante porcentaje de la misma, tras aceptar los 110.000 euros que Vox ha recaudado a través de un crowdfunding. "Mi cliente acepta ese dinero al tratarse de donaciones anónimas. No tiene otra opción. En ningún momento ha buscado la ayuda de terceros. Él quiere hacer frente a la condena, personalmente", explica su abogado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook