06 de agosto de 2019
06.08.2019
La Opinión de A Coruña

Una mujer y su hijo fallecen al precipitarse al vacío desde una pasarela en Ourense

Habían llegando desde Barcelona y pagaron la factura del hostal donde se alojaban horas antes del suceso || El hombre tenía 27 años y su progenitora, 70

05.08.2019 | 23:42
Al fondo, las víctimas a la entrada del túnel.

La mujer de 70 años y su hijo de 27 que, pasadas las 13.30 horas de ayer perdían la vida, al precipitarse desde una pasarela peatonal sobre la Nacional 120, a la altura de la estación de autobuses de Ourense, habían llegado a la ciudad de As Burgas a finales de la pasada semana, se alojaron en un hostal, y tras pagar la factura, se despidieron del propietario del establecimiento con normalidad, según afirman fuentes de la investigación.

El trágico suceso, que ha conmocionado a la sociedad ourensana por las circunstancias en las se produjeron los hechos, está siendo investigado de forma conjunta por efectivos policiales de Ourense y Barcelona, para dilucidar cuáles fueron los motivos por los que madre e hijo abandonaron el pasado jueves la ciudad barcelonesa en la que residían, para desplazarse hasta Ourense en tren, y compartir luego este drástico final.

Queda prácticamente descartado ya en estos momentos, según la Subdelegación del Gobierno, la implicación de terceras personas en el suceso, pues testigos presenciales afirman que fue el hijo el que se precipitó en primer lugar desde la pasarela al firme de la Nacional 120 y, a continuación, cayó su madre, dejando en ambos casos carteras y objetos personales en el mencionado paso peatonal.

Ambos cuerpos cayeron sobre el asfalto, a la entrada del túnel subterráneo de la N-120. Hasta el lugar del suceso se desplazaron patrullas de Policía Local, Nacional, ambulancia medicalizada, pero solo se pudo certificar el fallecimiento de madre e hijo en el acto, a causa del fuerte impacto. No hubo daños a los conductores, pese a que una de las víctimas impactó contra un turismo que iba a entrar en ese tramo subterráneo de la N-120, con una alta densidad de tráfico a esa hora. El suceso obligó a cortar el tráfico y se produjo una retención de vehículos en la zona.

Según el subdelegado del Gobierno, Emilio González Afonso, hoy se dará más información sobre el suceso. Fuentes próximas a la investigación barajaban versiones como que madre e hijo podrían estar huyendo de un presunto caso de violencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook