05 de diciembre de 2019
05.12.2019
La Opinión de A Coruña

A la cárcel el sexto detenido por el narcosubmarino

Se trata de un vecino de Vigo que, supuestamente, era el encargado de organizar la descarga de la droga y de dar cobertura a los tres tripulantes de la embarcación

05.12.2019 | 19:29

El Juzgado de Instrucción 1 de Cangas de Morrazo ha enviado a prisión provisional sin fianza al sexto detenido en relación con el narcosubmarino interceptado con 3.000 kilos de cocaína en la ría de Aldán, informaron fuentes judiciales.

Al igual que los otros cinco arrestados, ya ingresados en prisión, se le atribuye un delito de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia.

Se trata de un vecino de Vigo que, supuestamente, era el encargado de organizar la descarga de la droga y de dar cobertura a los tres tripulantes de la embarcación, y que fue apresado en Valencia.

El juzgado de instrucción número 1 de Cangas ya había decretado con anterioridad el ingreso en prisión de los otros cinco detenidos en esta operación, los tres tripulantes del sumergible, dos de ellos de nacionalidad ecuatoriana, y dos personas que supuestamente iban a prestar apoyo en tierra.

El submarino portaba 152 fardos de cocaína, aunque los encargados de inspeccionar el sumergible hallaron en su interior uno más de unos 25 kilos.

Las investigaciones, en las que han colaborado agentes de Portugal, Estados Unidos y Brasil, comenzaron cuando el Centro de Análisis y Operaciones en materia de Narcotráfico (MAOC) alertó al Centro contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) de que la nave se dirigiría a España por el Atlántico cargada de cocaína.

Desde ese momento se desplegó un dispositivo de detección medios aeronavales de A Coruña y Pontevedra y se reforzó la presencia policial en toda la zona de costa para detectar la presencia del submarino en el que transportaban la droga.

La situación de temporal en el mar no permitió al semisumergible entregar la droga a una segunda embarcación y obligó a sus tripulantes a desplazarlo hasta la costa, donde los detenidos provocaron su hundimiento y lo abandonaron.

Esta maniobra fue detectada por una patrulla de la Guardia Civil con medios de visión nocturna, que localizó el lugar de llegada de la nave y detectó la posterior huida de sus tripulantes.

En ese momento, se detuvo a una persona que apareció equipada con un traje de neopreno y horas más tarde se consiguió detener al segundo narcotraficante, mientras que el tercero logró huir momentáneamente de las autoridades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook